Etiquetas

, , , , , , ,

“Muchos de nosotros aquí en los Estados Unidos sabíamos que

cualesquiera que fueran las decepciones que nos depararía la elección de Barak Obama como Presidente de Estados Unidos, al menos cambiaría la política reaccionaria de Estados Unidos hacia Cuba”.
“Nos mantienen en la oscuridad sobre América Latina”, lamenta el periodista Carl Bloice en la publicación “El comentarista negro”en su edición del 7 de noviembre de 2013.
Bloice recuerda que el 29 de octubre último la Asamblea General de las Naciones Unidas votó abrumadoramente por la condena al bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, que ya dura cinco décadas. “Es como si nada hubiera ocurrido. El New York Times hizo cuanto pudo por ignorarlo. Ni siquiera una breve nota de dos pulgadas en la página internacional”. Para aquellos que dependen del diario que dice publicar todas las noticias que son aptas para la impresión, el Comentarista Negro les reproduce la noticia que les fue ocultada:
“La Asamblea General de 193 representantes de los gobiernos que integran las Naciones Unidas aprobó por vigesimosegundo año
consecutivo una resolución titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. Esta vez hubo 188 votos a favor de la
resolución. Los únicos países que votaron en contra fueron los Estados Unidos e Israel. Micronesia, las Islas Marshall y Palau se
abstuvieron. El pasado año, Palau votó con los Estados Unidos e Israel; pero esta vez la pequeña isla del Pacífico se abstuvo, junto con sus islas naciones vecinas”.
En la tarde del 29 de octubre, día de la votación de Naciones Unidas, el New York Times, incluyó en su página Web un despacho de la agencia británica Reuters que señalaba cómo “el presidente Barack Obama había declarado antes de recibir el cargo que se proponía replantear las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, pero, para el gobierno cubano -que esperaba que él haría más por desmantelar el embargo-, ha habido una decepción”.
“En realidad, la decepción va mucho más allá de La Habana”, dice Bloice en su artículo. “Muchos de nosotros aquí en Estados Unidos habíamos creído que por muchas decepciones que pudiéramos tener luego de la elección del Presidente de Estados Unidos Barak Obama, al menos él podría cambiar la política reaccionaria de Estados Unidos hacia Cuba. Pero ni siquiera eso ha podido ser”.
“Cuba no representa absolutamente ninguna amenaza para nuestro país” apunta el escritor. “Al parecer el gobierno de Estados Unidos pretende mantener su política de dictado y corrosión económica hasta que los cubanos cambien sus políticas internas en materia económica. El problema es que esta postura va en contra de las normas
internacionales y se opone a ella la abrumadora mayoría de las naciones del mundo”.
Todos los países latinoamericanos, europeos y africanos representados en la Organización de Naciones Unidas votaron por la resolución contra el bloqueo a Cuba.
Hablaron contra el bloqueo el delegado etíope en nombre de los países africanos, Irán en nombre del movimiento no alineado que abarca 120 naciones y, además lo hicieron en apoyo a sus votos los representantes de India, México, China, Ecuador, Rusia, Bolivia, Indonesia y Nicaragua.
Bloice insiste en que “el llamado de la comunidad internacional es cada vez más fuerte, demandando que Washington cambie su política de bloqueo contra Cuba, que mancilla la historia de la humanidad. “Es poco realista esperar que la economía cubana, para prosperar, abra sus monopolios estatales a la competencia privada y adopte las políticas macroeconómicas que han sido impuestas por Estados Unidos en países vecinos de Cuba, según reclamó Ronald D. Godard, asesor principal para asuntos del hemisferio occidental del Departamento de Estado estadounidense, al asumir la defensa del bloqueo ante la Asamblea.
“No creo realmente que haya algún misterio en el hecho de que los principales medios de comunicación en los Estados Unidos hayan ignorado o restado importancia a la votación contra el bloqueo en la ONU, la amenaza de violencia postelectoral en Honduras o en un número de otros recientes acontecimientos políticos importantes en y alrededor de América Latina. La política estadounidense hacia la región – todavía imbuida con el espíritu del neocolonialismo – ha llevado al aislamiento político creciente de Washington en el hemisferio”, manifiesta Bloice.
“Mientras que el Presidente Obama dice fijar su vista en Asia sin mirar hacia el sur y evaluar lo que está cosechando la actual política hacia América Latina, los principales medios de prensa podrían hacer un mejor trabajo de informarnos sobre lo que en realidad se está desarrollando allí”, concluye el comentarista negro.
Noviembre 30 de 2013.

Anuncios