QUÉ IMPORTA LA VIDA DE LOS NEGROS EN EEUU
Por Manuel E. Yepe
El primero de agosto de 2016 surgió formalmente en Estados Unidos el movimiento “Por las vidas de los negros” (M4BL por sus siglas en inglés), una coalición de más de 60 organizaciones que lanzó una plataforma programática descrita por expertos como los primeros signos de lo qué los jóvenes activistas negros “realmente quieren”. El documento fue titulado “Una visión por la vida de los negros: Demandas de políticas por un poder negro, libertad y justicia” y en él se establecen seis demandas que se definen como encaminadas a poner fin a todas las formas de violencias e injusticias padecidas por los negros en Estados Unidos, resumidas así: reorientar los recursos asignados a las cárceles y los militares hacia la educación, la salud y la seguridad de la población; creación de una economía justa y democráticamente controlada, y asegurar a los negros el poder político que les corresponde, en el marco de una democracia
verdaderamente inclusiva. Para respaldar estas demandas se incluyeron, por separado, cuarenta propuestas y treinta y cuatro definiciones de políticas, con abundantes datos, contextualizaciones y recomendaciones legislativas.
La plataforma programática del M4BL fue prontamente atacada en los medios corporativos de prensa, en particular por su texto sobre Palestina, que define a Israel como un estado de apartheid y caracteriza como genocidio su actuación en Gaza y Cisjordania. En un artículo publicado el 2 de septiembre por el diario Boston Review el periodista Robin D. G.Kelley señaló que la plataforma del M4BL y su larga lista de demandas han sido erróneamente vistos como alternativas a la plataforma del partido demócrata por quienes pretenden equivocadamente reducir la agenda del movimiento a la lucha por frenar la violencia policial contra los afronorteamericanos, El movimiento negro en Estados Unidos posee un extenso historial de lucha por la justicia económica, los derechos de inmigrantes, la equidad de género y el fin de los encarcelamientos masivos, causas que sigue reivindicando.
“Una visión por la vida de los negros” fue producto de un año de discusión colectiva, investigación, colaboración e intenso debate, convocado por el movimiento negro en Cleveland en julio pasado, que inicialmente reunió a treinta diferentes organizaciones con la participación de algunas de las mentes más preclaras del país. Se formaron grupos de trabajo, reuniones múltiples, se buscó orientación de las organizaciones de base, y de los ancianos para una serie de conocimientos. Actualmente, más de sesenta organizaciones y cientos de expertos han contribuido a la plataforma.
El resultado, según aseguran los principales organizadores, es que, más que una plataforma, ha resultado un plan extraordinario de transformación social que está siendo leído y discutido por una extensa gama de personas dentro y fuera del movimiento. Las demandas no son remedios para enmendar el sistema existente sino metas alcanzables llamadas a producir profundos cambios estructurales y mejorar las vidas de todos los estadounidenses y gran parte del mundo, afirma Kelley.
No se trata simplemente de reinvertir el dividendo de la paz en las estructuras sociales y económicas existentes. Es cambiar esas estructuras, razón por la cual “Una visión por la vida de los negros”, enfatiza el control comunitario, la libre determinación y la propiedad colectiva de ciertas instituciones económicas. Llama al control comunitario sobre la policía y las escuelas, al presupuesto
participativo, al derecho a organizarse, al apoyo financiero e institucional de las cooperativas y las políticas de desarrollo equitativo basadas en las necesidades humanas y en principios comunitarios de participación en vez de los del mercado.
Aboga por la democratización de las instituciones que han regido las comunidades negras durante décadas sin rendición de cuentas que aseguren una paz permanente, y pongan fin a las relaciones de sometimiento, subordinación y vigilancia. Y al insistir en que estas instituciones estén más atentas a las necesidades de los más marginados y vulnerables, la gente trabajadora y los pobres, los desamparados, los ex encarcelados, discapacitados, mujeres y la comunidad LGBTQ, “Una visión por la vida de los negros” enriquece la práctica de la democracia en Estados Unidos. Donde tanta falta hace.

Octubre 24 de 2026

Anuncios