PROVOCA TRUMP CAIDA DEL TURISMO EN EEUU
Por Manuel E. Yepe

“Las políticas del nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump contra ciudadanos de países de mayoría musulmana y refugiados han hecho que los turistas potenciales de otras naciones perciban a Estados Unidos como un destino turístico menos receptivo, lo que afecta la afluencia de viajeros en un sector en el que laboran unos ocho millones de estadounidenses”. Así lo alertó la revista italiana Travel Trade Caribbean (TTC), especializada en temas turísticos en la región del Caribe.
“La retórica y políticas aislacionistas de Trump podrían disuadir de viajar a Estados Unidos a 6,3 millones de turistas extranjeros, lo que equivaldría a perder 30.000 millones de dólares anuales en ingresos, afirma el periodista investigador especializado Giacomo Dilauro”. Los sitios web de reservación de billetes de avión ya habían detectado algún descenso en las ventas de vuelos hacia Estados Unidos desde la victoria de Donald Trump en las elecciones del pasado noviembre. Pero la caída en la afluencia de viajeros a Estados Unidos se acentuó con la emisión de dos decretos presidenciales (el 27 de enero y el 6 de marzo) para suspender temporalmente el programa de acogida de refugiados y las entradas a Estados Unidos desde seis países de mayoría poblacional musulmana.
Tras el primer veto migratorio de Trump, las reservaciones de turistas para viajar a Estados Unidos se redujeron un 6,5%.
Con el anuncio de que se elaboraría otra prohibición, los descensos se repitieron, esta vez un 4%. El gobierno de Trump fue “más prudente” en la redacción del segundo veto revisado, sólo que aún queda por ver si los turistas, especialmente los europeos, dejan de lado sus preocupaciones.
Aunque esos vetos migratorios hayan sido circunstancialmente suspendidos por los tribunales, ello no ha impedido que viajeros de todo el mundo más allá de los de las naciones afectadas suspendan viajes a Usamérica por miedo a que se les complique la entrada en los controles migratorios de aeropuertos.
Hostelling International USA, una organización sin fines de lucro que administra hostales en todo el país, ha tenido que hacer cancelaciones de reservas hacia Nueva York de grandes grupos de jóvenes de países no afectados por el veto de Trump, por miedo a que aquellos con doble nacionalidad fueran interrogados o no pudieran entrar a Estados Unidos nuevamente.
La retórica de Trump contra refugiados, musulmanes o quienes se manifiestan contra el muro en la frontera con México, parece estar perjudicando al sector del turismo en Estados Unidos, donde al igual que en el resto del mundo esta industria tiene un gran potencial generador de empleos.
La primera cifra oficial del gobierno estadounidense sobre turismo posterior a la elección de Trump indica que, en el último trimestre del año 2016, la riqueza generada por el turismo se redujo un 3,3%. Extrapolando a ello el gasto medio de los visitantes, la pérdida en ingresos equivale a la antes citada cifra de 30.000 millones de dólares anuales. Esto constituye un duro golpe para una industria que genera 1,77 mil millones de dólares y encabeza la lista de países que más viajeros y dinero logran del turismo, por delante de España, Francia o China, sus principales competidores en este objetivo. (Por cierto, China quedó entre los tres destinos preferidos por los turistas internacionales en los últimos dos años, de acuerdo con un informe de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Un total de 58 millones de turistas eligieron y disfrutaron el destino China en 2012, dato que ubicó al gigante asiático en el tercer puesto en la lista de los países más populares como destino turístico que elabora la OMT anualmente).
El artículo de TTC recuerda que Donald Trump se precia de ser un muy exitoso empresario hotelero y, siendo esto así, debe estar al tanto de la importancia de la percepción de bienvenida que tengan los potenciales viajeros y como ello influye en su competitividad en el mercado turístico mundial.
Sin duda Trump debe estar consciente igualmente del hecho de que si se resiente el sector a causa de la caída del turismo extranjero en todo el país, Nueva York, su ciudad natal, y Florida, uno de los estados que le llevó a la Casa Blanca, estarán por fuerza entre los más perjudicados, escribe Giacomo Dilauro.
El holding de Donald Trump controla numerosos hoteles y centros turísticos ubicados en todo el territorio de Estados Unidos y aunque él sea ahora Presidente de la nación…, un capitalista es siempre un capitalista.

Abril 4 de 2017.

Anuncios