RUSIA INCREMENTARÁ PAPEL DE SU PARLAMENTO

Durante su mensaje anual a la Asamblea Federal (Parlamento ruso), el Presidente de esa nación, Vladímir Putin, propuso discutir una serie de enmiendas constitucionales que considera importantes para el desarrollo de Rusia como Estado social legítimo, cuyo valor más elevado reside, según dijo, en las libertades y derechos de los ciudadanos, la dignidad de las personas y su bienestar.
Putin propuso someter a votación ciudadana un paquete de acciones legislativas cuyo resultado serviría para tomar las decisiones definitivas.
La propuesta de Putin más publicitada ha sido la de pasar del Presidente al Parlamento la potestad de aprobar las candidaturas del primer ministro y de los miembros del Gobierno.
Otorga al Parlamento, así mismo, la facultad de aprobar, a propuesta del jefe de Gobierno, el nombramiento de todos los viceprimeros ministros y ministros federales. No obstante, el primer mandatario mantendrá la potestad de destituir al primer ministro, sus
viceministros y otros ministros, cuando éstos pierdan su confianza o realicen de manera incorrecta sus funciones.
Consolida la indexación regular de las pensiones y fijar el salario mínimo que no puede ser inferior al nivel del mínimo de subsistencia vigente.
Prohíbe la adopción de ciudadanía extranjera o de cualquier permiso de residencia en el exterior para algunas categorías de funcionarios públicos que ocupen cargos críticos para garantizar la seguridad y la soberanía del país, tales como dirigentes regionales, parlamentarios, ministros, jefes de otros organismos federales y jueces.
Ajusta los requisitos a fin de garantizar que los candidatos a la Presidencia rusa tengan una residencia permanente en el país durante no menos de 25 años y que no tengan una ciudadanía o permiso de residencia en un país extranjero.
Consolida el estatus y el papel del Consejo de Estado, de manera que se incluyan en este alto cuerpo legislativo los más altos dirigentes de todas las regiones del país.
Limitar la prioridad del derecho internacional de manera que los requisitos del derecho y los tratados internacionales, así como las decisiones de los organismos internacionales, pueden actuar en el territorio de Rusia solo en la medida en que no restrinjan los derechos y libertades individuales de los ciudadanos, y que no contradigan la Constitución.
Otorga al Consejo de la Federación (Cámara Alta del Parlamento ruso) la potestad de destituir a jueces federales y, en algunos casos, la de destituir- a propuesta de su presidente-, a jueces de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema.
Fortalece el papel del Tribunal Constitucional, dándole el derecho de verificar la constitucionalidad de las leyes federales que sean iniciadas por el Presidente, antes de que sean éstas firmadas por el Jefe de Estado.
Asigna al presidente ruso la potestad de nombrar a los jefes de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, luego de acordarlo así con el Consejo de la Federación.
Actualmente, bajo la Constitución rusa, el Presidente solo requiere autorización de la Duma Estatal para nombrar al jefe del Gobierno y, luego que la tiene, para designar al jefe del Gabinete, sus
viceministros y todos los ministros.
Ahora Putin ha propuesto cambiar este orden y confiar a la Duma Estatal no solo la autorización, sino también la aprobación de la candidatura del presidente del Gobierno de la Federación Rusa, y luego, a propuesta del presidente del Gobierno, de todos los viceprimeros ministros y ministros federales”.
Asimismo, el jefe de Estado estará obligado a nombrarlos para el puesto, es decir, no tendrá la facultad de rechazar las candidaturas de los funcionarios aprobados por el Parlamento.
Putin aseguró que se trata de “un cambio muy serio en el sistema político que aumentará el papel del Parlamento, así como la
importancia de la Duma Estatal, los partidos parlamentarios y la responsabilidad del jefe del Gobierno y de todos los miembros del Gabinete.
Aseguró que asignarán una mayor responsabilidad en la formación del Ejecutivo con “más responsabilidad en las políticas que el Gobierno aplica”.
Actualmente, bajo la Constitución rusa, el presidente solo requiere autorización de la Duma Estatal para nombrar al jefe del Gobierno y, después de ello, el presidente designa al jefe del Gabinete, sus viceministros y todos los ministros.
Putin asegura que una mayor responsabilidad en la formación del Ejecutivo augura mayor responsabilidad en las políticas que se aplican.
Luego de conocerse los criterios de 75 expertos con perfiles diversos creado para discutir las enmiendas constitucionales que ha propuesto Putin éstas serán votadas hoy jueves 30 en la Duma.
Enero 31 de 2020.