PELIGRA DIALOGO DE PAZ CON FARC EN COLOMBIA

PELIGRA DIALOGO DE PAZ CON FARC EN COLOMBIA
Por Manuel E. Yepe
El injustificado arresto de Jesús Santrich resultó de un acuerdo para que el gobierno colombiano “quedara bien” con el de Estados Unidos, según apreciación de los líderes de las FARC.
Los antiguos compañeros de armas de Seuxis Hernández, conocido por su seudónimo Jesús Santrich, de 51 años de edad, que ha sido negociador de las FARC en las negociaciones de paz con el gobierno, refutaron airadamente su arresto por cargos de traficar drogas en un complot para sabotear el proceso de paz del país. Afirman que la intriga fue tramada durante la visita a Colombia en diciembre del Fiscal General de EEUU, Jeff Sessions.
“Estamos siendo testigos de una vergonzosa subordinación del sistema de justicia colombiano al distorsionado sistema de justicia
estadounidense”, declaró la FARC en un comunicado leído por Iván Márquez, jefe del grupo negociador de los rebeldes, durante las conversaciones de paz.
Según, la periodista colombiana Zheger Hay Harab, experta en estos temas, más de cien ex combatientes y simpatizantes de las FARC se reunieron en la noche del lunes 21de mayo frente al fuertemente custodiado búnker de los fiscales donde se encontraba detenido Santrich quien entonces iniciaba una huelga de hambre para exigir su liberación.
El presidente Juan Manuel Santos defendió el arresto basado en una orden proveniente de EEUU, porque -según el mandatario- “había sido necesario para dar credibilidad al acuerdo de paz, dado que los colombianos consideraban que éste fue excesivamente generoso con los rebeldes”.
“Mi mano no temblará para autorizar la extradición”, dijo Santos en un discurso televisado en el que intentó compensar el servilismo argumentando que “esto es lo que demandan los colombianos”, al tiempo que ofreció seguridades a los combatientes desmovilizados de que no tenían nada que temer, si cumplían los compromisos contraídos mediante el acuerdo de paz.
Santrich, quien se unió al movimiento guerrillero a la edad de 20 años y gradualmente llegó a integrar su comando central, fue uno de los primeros líderes rebeldes en apostar por la paz. Fue a Noruega en 2012 para comenzar negociaciones con el gobierno de Colombia y luego participó en conversaciones que continuaron durante los siguientes cuatro años en Cuba.
Cuando fue arrestado por acusaciones contra él presentadas ante un tribunal federal de Nueva York, estaba en la casa cedida a él por el gobierno en Bogotá – con algunos camaradas suyos y los escoltas que el Estado le había asignado, lo que hacía redundante la comedia del despliegue de fuerza que se escenificó para su “captura” con cargos por conspirar para contrabandear cocaína a EEUU.
Incluso antes de que se conocieran los detalles del arresto, los líderes de las FARC habían manifestado que el hecho socavaría la confianza de los rebeldes desmovilizados que ya eran casi siete mil. “El proceso de paz se encuentra en un momento crítico y está en peligro de fracasar”, dijo Iván Márquez, aunque reafirmó que el compromiso de las FARC con el proceso “no tiene retorno”.
Según criterio de la periodista y abogada experta colombiana en estos temas, Zheger Hay Harab, las FARC contribuyeron al financiamiento de su insurgencia durante algún momento mediante un “impuesto de guerra” sobre la droga que se moviera a través del territorio dominado por ellas. Fue por ese motivo que en las negociaciones entre el gobierno y las FARC se acordó que el narcotráfico fuera considerado conexo con el delito político a fin de que los guerrilleros, y en especial sus jefes, no pudieran ser juzgados y condenados por ese delito salvo que fuera cometido con posterioridad a la firma del acuerdo.
Iván Márquez había pronosticado que “un desenlace fatal de la situación de Santrich sería también la muerte del proceso de paz.” Pero la rebeldía de Santrich no era contra la cárcel sino “contra una extradición ignominiosa que entrañe reconocimiento de nuestra incapacidad para juzgar a nuestros compatriotas y aceptar que la amañada lucha de Estados Unidos contra el narcotráfico es más importante que nuestro deber de procesar graves violaciones a los derechos humanos, reparar a las víctimas y llegar a conocer la verdad sobre estos años de guerra y muerte”.
El 17 de mayo, la Jurisdicción Especial para la Paz creada para ejercer la justicia transicional durante las negociaciones entre el Gobierno y las FARC, frenó la extradición a EEUU de Santrich. Sin embargo, el Gobierno -por presiones de Washington- ha insistido en su procedencia.
Y es a esa jurisdicción penal a la que debió ser llevado el caso inicialmente y, solo luego de comprobarse allí que los delitos fueron cometidos tras la firma del Acuerdo de Paz, procedería su traslado a la justicia ordinaria para su procesamiento.
Mayo 21 de 2018.

Anuncios

ESTADOS UNIDOS TENDRÁ QUE PEDIR PERDÓN

ESTADOS UNIDOS TENDRÁ QUE PEDIR PERDÓN
Por Manuel E. Yepe

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó a finales de julio de 2008 una resolución por la que pidió disculpas a los afronorteamericanos por los años de esclavitud que han sufrido. Se trataba del reconocimiento por esa Cámara del Congreso de Estados Unidos de la injusticia y el carácter inhumano del sistema esclavista y el “JimCrow”, como se conoce en esa nación al período de intensa discriminación racial comprendido entre 1865 , cuando fue oficialmente abolida la esclavitud y los años 1960. En ese lapso el establishment se vio forzado a tomar medidas contra la nefanda discriminación racial pero, en unos estados más y en otros menos, mantuvo a los ciudadanos negros legalmente segregados de la población blanca y limitadas sus libertades civiles, incluso sin el derecho a votar. Esa segregación legal fue más inhumana y violenta en los estados del Sur que en los del Norte estadounidense.
El nombre “Jim Crow” que se aplica a ese vergonzoso período de la historia estadounidense era el de un comediante y cantor de apellido Rice, quien compuso e interpretaba en 1828 la canción “Jump, Jim Crow” (“Salta, Jim Cuervo”), referida a un criado negro que bailaba mientras cepillaba el caballo de su amo. No está claro el motivo por el que el término “Jim Crow” comenzó a ser utilizado para aludir a cualquier entidad que practicara la segregación racial: “leyes Jim Crow”, “escuelas Jim Crow”, “tranvías Jim Crow”. Había centros de trabajo, universidades, taxis, trenes, autobuses, barcos, cantinas,
restaurantes, hoteles, hospitales, servicios sanitarios, bebederos de agua, cárceles, asilos, barberías, parques públicos, campos
deportivos, circos, ferias, teatros, cines, salas de conciertos o de fiestas, bibliotecas, playas, piscinas, salas de espera, cabinas telefónicas, talleres, ascensores, burdeles, filas o colas, entradas y salidas de los edificios. Todo era susceptible de asimilarse a esta forma del apartheid estadounidense.
La segregación se aplicó al matrimonio, a algunas profesiones, en los barrios, a iglesias y cementerios. En algunas ciudades se imponía la ley marcial Jim Crow y los negros no podían salir a la calle a partir de cierta hora de la noche. En los tribunales Jim Crow los blancos juraban con una mano sobre una Biblia y los negros lo hacían sobre un ejemplar distinto de ésta.
Los negros estaban excluidos de los sindicatos. No eran admitidos en hermandades, clubes y sociedades “Jim Crow”. Se prohibían los juegos de mesa y deportes en los que hubiera contacto físico de blancos y negros, incluyendo los de combate como el boxeo, salvo si el contrincante era un extranjero.
Agréguese a tan ignominiosa situación la violencia con que actuaban los Ku Klux Klan, los miembros de la John Birch Society, el Consejo de Ciudadanos Blancos y otros elementos de la extrema derecha
estadounidense. ¡Un verdadero terrorismo blanco!
Frente a tanta afrenta, la lucha de los negros estadounidenses por sus derechos civiles se fue haciendo cada vez más intensa. Generó próceres de la talla de Malcolm X y del Reverendo Martin Luther King Jr, así como centenares de mártires, recordados o anónimos, de las
organizaciones del Poder Negro y otras que en los años 1960 dieron cuerpo a una situación de apariencia precursora de una revolución. Aunque el temor a las represalias del imperio y el control que ejercía éste sobre los medios limitaban la denuncia internacional de estos desmanes y la solidaridad global, el triunfo de la revolución en Cuba, el auge del antiimperialismo y las ideas de justicia social en América Latina incentivaron la justa lucha endógena de los negros.
Coincidió esto con la necesidad del reclutamiento de soldados negros para la asimétrica guerra imperialista contra Vietnam y todo ello obligó al establishment a enterrar el Jim Crow.
En aras de su seguridad nacional, el imperio realizó grandes “concesiones” reformistas en las relaciones interraciales de un país en el que la ley era blanca, los policías blancos, los jueces blancos, los alcaldes blancos y, en las pantallas cinematográficas y de TV, los actores y las actrices eran blancos, y los negros siempre eran representados en actitudes sumisas y complacientes.
Con anterioridad a esta solicitud de excusas formulada por la Cámara de Representantes, la otra rama del Congreso, el Senado, aprobó en abril de ese propio año 2008 otra resolución en la que se disculpaba por “los muchos casos de violencia, malos tratos y abandono” sufridos por los indígenas americanos. El Senado pidió también perdón en 1993 por el “derrocamiento ilegal”, cien años antes, del Reino de Hawái. Sin embargo, la humanidad sigue en espera de que Estados Unidos exprese sus disculpas e indemnice a tantas naciones de todos los continentes cuya existencia democrática Estados Unidos ha asaltado desde que a inicios del siglo XX se convirtió en potencia
imperialista. Y que lo haga con la promesa de nunca más intervenir en los asuntos internos de otras naciones, así como a respetar los derechos humanos de sus propios ciudadanos de otras etnias y formas de pensar.
Mayo 17 de 2018.

LA TENEBROSA HISTORIA DE LOS HERMANOS KOCH

LA TENEBROSA HISTORIA DE LOS HERMANOS KOCH
Por Manuel E. Yepe

Al llegar Mike Pompeo en 2010 al Congreso se le llamó “el congresista de Koch” por el monto del aporte del conglomerado industrial de los Hermanos Koch a su campaña electoral. Ahora, al ser aprobado por el Congreso como Secretario de Estado, varios medios consideran que ya los Hermanos Koch tienen su propio Secretario de Estado.
Cuando se conversa con un estadounidense de cualquier militancia partidista, acerca de alguna medida o proyección de política interna o externa de su país, resulta inevitable que se mencione, de una u otra forma, la influencia que en ella tienen, o puedan tener, “los hermanos Koch”.
A raíz de su confirmación como nuevo Secretario de Estado, la mayoría de los medios de prensa estadounidenses ha identificado a Mike Pompeo como “el congresista de Koch” o “el hombre de los hermanos Koch”. Pero fuera de las fronteras estadounidenses los hermanos David y Charles Koch no son tan conocidos
Pese a que no figuran entre las autoridades principales de la nación, hay razones fundamentales para esto. Ellos dos, juntos, suman la tercera mayor fortuna del país (sólo Bill Gates y Warren Buffet les superan). Entre los dos hermanos facturan al año más de 100.000 millones de dólares y su conglomerado industrial es el segundo mayor del país, detrás sólo del grupo Cargill. En el 2010, fue nombrado como el décimo más contaminante de EEUU por el Political Economic Research Institute de Massachusetts.
Su influencia en materia política puede calcularse por el hecho de que ellos han inyectado en la última década alrededor de 200 millones de dólares a las causas más ultraconservadoras y ello apenas trasciende a los medios.
Los Big Brothers, como popularmente se les conoce, niegan su vínculo directo con el Tea Party y procuran mantenerse invisibles desde su cuartel general en Wichita, Kansas, en el corazón de la América profunda. Desde allí, los Koch han extendido el imperio petrolero heredado de su padre, Fred, tramando formas de influir en la política norteamericana sin que se note demasiado, mediante una red de grupúsculos y fundaciones que ellos han creado.
Aunque no lo proclamen como un éxito propio, la fundación Americans for Prosperity, creada por David Koch en el 2004, fue el verdadero organizador de la revuelta del Tea Party. Una de sus fantasmagóricas ramificaciones, United Patients Now, organizó más de 300 actos “populares” contra la reforma sanitaria Obamacare y otros 80 para boicotear sus leyes climáticas.
El auténtico precursor del fenómeno de los Hermanos Koch fue su padre, Fred Koch, quien hace medio siglo advirtió sobre los riesgos de “un presidente comunista”, fue un detractor del New Deal de F. D. Roosevelt y denunció “la infiltración de comunistas” en los Partidos Demócrata y Republicano. Sus hijos heredaron, además de su fortuna, su credo libertario.
Charles, de 74 años, siempre fue el más discreto. David Koch, de 70 años, hizo una desafortunada incursión en la política en 1980, compitiendo con Ronald Reagan, a quien veía como un peligro. David se presentó como candidato a la vicepresidencia por el Partido Libertario en candidatura encabezada por Ed Clark. Entre sus promesas electorales “libertarias” figuraban la supresión del FBI y la CIA, eliminación de la Seguridad Social y el Salario Mínimo, la desregulación sería total y habría una drástica reducción de impuestos. El Gobierno quedaría reducido a “proteger los derechos individuales”. Lograron el 1% de los votos.
Cuatro años después, visto que Reagan se apropió de parte de su ideario, David Koch se hizo oficialmente republicano y arrastró a su hermano por la misma senda.
El menor de los Koch sufrió una segunda iluminación en los años noventa, cuando sobrevivió milagrosamente a un accidente aéreo. Se reinventó a sí mismo como filántropo del ‘American Ballet Theater’ y creó el grupo ‘Citizens for a Sound Economy’, para seguir defendiendo desde la sombra sus multimillonarios privilegios.
Luego creó Americans for Prosperity (AFP), definida como una organización de “líderes de base a favor del gobierno limitado y el mercado libre”. No podía respaldar abiertamente a candidatos, pero invirtió 45 millones en apoyo a las causas conservadoras en las elecciones del 2 de noviembre.
Según la periodista Jane Mayer del New Yorker, en el primer
aniversario de la presidencia de Obama, el multimillonario David Koch se puso sigilosamente al frente de la “revolución popular” al dar a conocer que “Cuando creamos Americans for Prosperity (AFP), teníamos en mente un movimiento de masas, estado a estado, con cientos de miles de americanos luchando por las libertades económicas que hicieron de esta nación la más próspera de la historia”…
Mayo 15 de 2018.

PUTIN DESENMASCARA MANIPULACIÓN ANTIRUSA

PUTIN DESENMASCARA MANIPULACIÓN ANTIRUSA
Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
https://manuelyepe.wordpress.com/
¿Qué habría ganado Rusia con el asesinato del ex espía ruso Sergei Skripel y su hija Yulia? Esta es la pregunta que se hace el analista de información internacional argentino-canadiense Alberto Rabilotta al comentar elogiosamente la ecuanimidad e impecable realismo que ha demostrado el presidente ruso Vladimir Putin para desvirtuar la acusación sin agravar tensiones que son el objetivo de Estados Unidos y sus aliados en éste y otros similares conflictos.
El envenenamiento del ex espía ruso y su hija en Gran Bretaña el 4 de marzo, ocurre cuando comenzaba a desinflarse la fábula del
“Rusiagate”, con la que pretendidamente Putin habría manipulado las elecciones de Estados Unidos en aras del triunfo de Trump.
Quien conozca del comportamiento de los gobernantes y los servicios de inteligencia de Londres y Washington a lo largo de la historia, y especialmente en los últimos tiempos, sabe que hay muy buenas razones para pensar que lo sucedido a Skripal y a su hija ocurrió cuando periodistas del Canal 4 británico estaban a punto de revelar que la manipulación de la elección en Estados Unidos y del referendo sobre el Brexit en Gran Bretaña, habían sido obra de la empresa británica Cambridge Analytica (CA), que tiene oficinas en Londres, Nueva York y Washington y utilizó datos de Facebook.
Cambridge Analytica es un “brote” de la empresa Strategic
Communications Laboratories (SCL) que ha manipulado elecciones en numerosos países –incluyendo algunos de Latinoamérica-, lo que necesariamente implica que tenía fuertes nexos en el mundo político relacionado con Washington y las estructuras de gobierno e
inteligencia. Otra evidencia de ello es el hecho de que uno de sus principales accionistas sea el multimillonario estadounidense Robert Mercer quien ha financiado, entre otras campañas reaccionarias, la de varios republicanos, incluyendo la de Donald Trump.
El 19 de marzo el Canal 4 de TV de Gran Bretaña difundió un reportaje sobre CA realizado con grabaciones –algunas realizadas secretamente- entre finales del 2017 y enero del 2018, en las que directivos y colaboradores de CA exponían el tipo de manipulación que esta firma utilizó en el proceso referendario del Brexit en Gran Bretaña y en las elecciones de Estados Unidos que dieron el triunfo a Donald Trump. A partir de éstas se realizaron grandes campañas de propaganda que pretendían demostrar que esos eventos habían sido manipulados por Moscú.
Curiosamente, antes de que el Canal 4 difundiera el reportaje, el fundador y director de CA, Alexander Nix, renunció a su cargo, lo que indica que estaba al tanto de lo que iba a revelarse y de las consecuencias que ello tendría para la firma y sus propietarios. Rabilotta hace notar que, el 15 de diciembre del 2017, el Wall Street Journal había escrito que Robert Mueller, asesor especial del Departamento de Justicia, pidió a CA que entregara documentos de su investigación “sobre la interferencia de Rusia en la elección del 2016 en EEUU”, lo que implica que ya entonces los servicios de inteligencia de EEUU conocían del papel que CA había jugado en ese proceso electoral.
Más aún, el diario The Times de Israel reveló que CA trabajó con empresas israelíes y que además de utilizar datos de Facebook efectuaba operaciones clásicas de chantaje con “honey traps”, que son prostitutas ucranianas especializadas en grabar situaciones que propician chantajes, utilizando ex espías británicos e israelíes. Con la información disponible y la que empieza a salir a la luz es claro que toda esta operación, así como quienes participaron en ella y quienes fueron sus beneficiarios, eran del conocimiento de los servicios de inteligencia de EEUU y sus aliados mucho antes del 19 de marzo, fecha en la que el Canal 4 británico difundió su reportaje. O sea que mucho antes del 19 de marzo y del fatídico 4 de marzo – envenenamiento de Skripel y su hija-, los personajes claves en Londres y Washington sabían que el Rusiagate que se jugaba en el Capitolio de Washington no solo estaba destinado a desplomarse definitiva y estrepitosamente, sino que habría que enfrentar el costo político y diplomático de esa campaña contra Rusia, fraguada desde el comienzo por millonarios, políticos y empresas de EEUU y Gran Bretaña, reitera Rabilotta.
Con la información disponible y la que empieza a salir a la luz, es claro que toda esta operación, así como quienes participaron en ella y quienes fueron sus beneficiarios, eran conocidos por los servicios de inteligencia de EEUU y sus aliados, desde mucho antes del 19 de marzo, cuando Canal 4 británico difundió su reportaje.
Rabilotta recuerda que el 1 de marzo el presidente Putin dio a conocer los avances de Rusia en materia de armas estratégicas y Siria iniciaba la ofensiva para liberar estratégicas zonas cercanas a Damasco controladas por fuerzas terroristas financiadas y armadas por el imperialismo y sus aliados, que preparaban una operación con utilización de armas químicas que sería atribuida al gobierno de Siria para justificar la intervención militar de EEUU y sus aliados. Mayo 7 de 2018.

FALSAS NOTICIAS COMO ARMAS DE WASHINGTON

FALSAS NOTICIAS COMO ARMAS DE WASHINGTON
Por Manuel E. Yepe

Nadie piense que valerse de falsedades como pivote para la proyección y ejecución de la política exterior estadounidense es una innovación o un aporte novedoso de Donald Trump. Ésta ha sido una tradición en la política exterior de Washington desde la voladura del acorazado español Maine en 1898, en La Habana, que sirvió para que Estados Unidos declarara la guerra a la monarquía hispana y cuya secuela fue el surgimiento del imperialismo norteamericano.
En 1997, fue muy exitosa en Estados Unidos la exhibición de Menear el perro (Wag the dog), versión libre cinematográfica de la novela “Heroe Americano” de Larry Beinhart, protagonizada en cine por Dustin Hoffman y Robert De Niro con la dirección de Barry Levinson.
La película trata sobre un experto en manipulaciones (spin doctor, en la jerga de relaciones públicas estadounidense) y un productor de cine que fabrican una guerra para distraer la atención de los votantes de un escándalo sexual que obstaculizaría la reelección del Presidente de Estados Unidos. La cinta se estrenó un mes antes de declararse el escándalo con Mónica Lewinsky y el bombardeo subsecuente de la fábrica de productos farmacéuticos Al-Shifa, en Sudan, decretado por la administración Clinton que generó numerosas comparaciones de la realidad con el film.
En la cinta, el Presidente es sorprendido enamorando a una joven menor de edad en la Oficina Oval, dos meses antes de las elecciones. El spin doctor decide llamar la atención del público con una guerra ficticia contra Albania a fin de atraer su atención de los medios a este conflicto desviándolo de la Casa Blanca.
El engaño surte efecto inicialmente moviendo las estadísticas electorales a favor del Presidente. Pero luego esto choca con los intereses de la CIA que favorece al candidato opositor y todo ello se complica en una sucesión de suciedades y perversiones típicas de la política estadounidense.
Las noticias falsas (fake news, en inglés) se han convertido en armas de “cuarta generación” que, insertadas en los escenarios de las nuevas tecnologías de información, las superan ampliamente en alcance y vigencia, dado que el escenario en que se vierten supera
exponencialmente el nivel de difusión del contenido a través de los soportes informáticos de las redes sociales, donde lo falso se torna verdadero.
Ejemplo de recientes noticias falsas usadas como armas de guerra ha sido el caso de los ataques acústicos contra funcionarios de la embajada en Cuba de Estados Unidos.
Esta falsa noticia fue desmentida de múltiples formas, incluso por una investigación realizada en la Universidad de Michigan por el investigador Kevin Fu, quien determinó que los supuestos ataques “se habrían producido por una interferencia entre dos fuentes de ultrasonido muy cercanas a los afectados: una, un dispositivo de escucha y espionaje; la otra, un bloqueador ultrasónico de dicho aparato”. Vale decir que fueron las propias actividades de espionaje que los estadounidenses desarrollaban dentro su Embajada las que provocaron los ataques acústicos que afectaron a sus propios funcionarios diplomáticos.
Un gran número de verificaciones anteriores habían confirmado la falacia, pero el objetivo de esa falsa noticia no era rectificar algo, sino provocar tensión y ruptura en los vínculos entre Washington y La Habana en función de objetivos políticos del régimen de Trump. Otro caso reciente fue el del envenenamiento en Inglaterra del doble agente ruso Serguei Skripal y su hija Yulia, por lo que se acusó automáticamente al gobierno ruso, supuesto único productor de una sustancia química conocida como Novichok que – según se pudo conocer- no se produce solamente por laboratorios rusos, sino que puede producirse en varios laboratorios británicos, lo que dejó claro que la alevosa acusación buscaba desprestigiar al Kremlin.
Peor aún ha sido el caso del supuesto ataque químico que Siria habría llevado a cabo en la ciudad de Duma, recientemente liberada por el Ejército Árabe Sirio de la ocupación por fuerzas terroristas que tienen apoyo de Estados Unidos. Un equipo de periodistas del canal estadounidense One America News Network (OAN) -que es de orientación y audiencia netamente conservadora y apoya a Donald Trump- visitó Duma y declaró públicamente que no había encontrado evidencia alguna del ataque químico supuestamente acaecido el 7 de abril haciendo quedar en ridículo a su Presidente.
Muy mal debe andar la autoestima de la política exterior de la superpotencia estadounidense cuando tiene que recurrir una y otra vez a falsedades y manipulaciones para tratar de mantener la idea de la invencibilidad del imperio estadounidense posicionada en el imaginario colectivo.
Mayo 3 de 2018.

PAZ EN COREA NO ES YA SUEÑO IMPOSIBLE

PAZ EN COREA NO ES YA SUEÑO IMPOSIBLE
Por Manuel E. Yepe
Los llamados a conversar formulados por China y Rusia, así como el clamor mundial a ese fin, pudieron más que las amenazas de guerra de Estados Unidos y lograron que las dos Coreas se sentaron a hablar y que el diálogo se imponga sobre los cañones, al menos
circunstancialmente.
La agresividad de Trump tuvo que ceder ante la razón y se logró en la península coreana lo que parecía menos probable, el diálogo en aras de la concordia, la paz y la reunificación de la patria.
Objetivamente, por lo que ha acontecido hasta ahora, el único perdedor absoluto por este logro universal ha sido la política exterior imperialista estadounidense que ve amenazado su papel de garante de la seguridad surcoreana ante un hipotético peligro de absorción por parte de Corea Democrática y Popular, pretexto de EEUU para su estrategia de control en esa región de Asia.
Sin embargo, por los prodigios de la propaganda imperialista, los medios de prensa en Estados Unidos y los muchos que en todo el mundo se rigen por los gigantescos recursos financieros que a ello dedica la máxima potencia mundial, lo que está ocurriendo hoy en la península coreana se presenta como fruto de la política de intimidaciones y amenazas de violencia de Washington contra Pyongyang que se ha intensificado notablemente desde la llegada de Trump al poder. Es cierto que esa política no la inventó el actual mandatario, así como que no fue él quien inventó el imperialismo estadounidense, pero es demostrable que cada vez que un gobierno ha respondido con concesiones a las intimidaciones de EEUU, las amenazas han
materializado con el ejercicio de mayor violencia. En el Medio Oriente, el centro de Europa y América Latina abundan las pruebas. Si hubiera que atribuir a una positiva influencia extranjera el logro de las esperanzas de paz que se avizoran en la península coreana, ello solo podría acreditarse a la insistencia con que Beijing y Moscú han clamado por un diálogo respetuoso intercoreano en aras de una solución satisfactoria.
Pero es evidente que Pyongyang disfruta de la independencia nacional imprescindible para el logro de tal diálogo y, en cambio, Seúl carece de tal libertad a causa de su enorme dependencia política y militar en Estados Unidos.
La extensa e intensa presencia militar de EEUU en el Sur de la península coreana ha sido siempre el principal obstáculo para los esfuerzos por la reunificación de la patria coreana.
El Norte nunca ha cedido a las exigencias de Washington, y el Sur siempre ha carecido de la autonomía imprescindible para hacer valer sus intereses como nación formalmente independiente, debido al control sobre sus defensas y recursos bélicos que ejerce Estados Unidos. Esta realidad circunstancial fue la que llevó a Pyongyang a proponerse un desarrollo totalmente independiente de su defensa nacional, incluso en materia de armas nucleares y misiles balísticos, producciones monopolizadas por naciones altamente desarrolladas, en las que Corea del Norte incursionó autónomamente a base de enormes sacrificios para sus objetivos de ampliación del bienestar material de su población. Hay que reconocer el mérito del presidente surcoreano Moon Jae-in quien, desde su llegada al poder en mayo último, ha tratado de lograr un acercamiento al gobierno de Corea del Norte a través del diálogo y su insistencia en que Pyongyang participara en los Juegos de Invierno fue parte de ese esfuerzo. Se recuerda que en septiembre de 2017 el Presidente Donald Trump ofendió a Moon,en sus comentarios despectivos habituales al calificarlo de “mendigo”, por su insistencia en el diálogo con Corea del Norte.
Muchas empeños habrán contribuido al logro de los admirables acontecimientos que hoy se anuncian en Corea, pero debe reconocerse que la sabiduría con que los comunistas coreanos han defendido la independencia de su patria ha sido determinante para el triunfo de la nación asiática demostrando que la única manera de frenar los apetitos del imperialistas en la contemporaneidad es con el enfrentamiento a todo riesgo y no con concesiones.
Se espera que, en las conversaciones pactadas, el Presidente estadounidense trate de avanzar argumentos que salvaguarden el monopolio atómico mediante el reclamo de la no proliferación del armamento nuclear como principio para cualquier acuerdo. Por su parte, el norcoreano Kim abogará por la desnuclearización general y total como único forma de desarme verdaderamente democrática.
Si lograra hacer triunfar este propósito, la tan vilipendiada República Democrática y Popular de Corea habrá sentado las bases para una enseñanza por la que siempre abogó el guerrillero heroico argentino y cubano Ernesto Che Guevara: “al imperialismo no se le puede conceder ni un tantito así, nada”.
Abril 30 de 2018.

OEA AL DESNUDO ANTE LA CONTINUIDAD EN CUBA

OEA AL DESNUDO ANTE LA CONTINUIDAD EN CUBA
Por Manuel E. Yepe

Bajo el seudónimo de “Secretaría General de la Organización de Estados Americanos”, el Ministerio de Colonias de Estados Unidos emitió un Comunicado de Prensa con el que, una vez más, se desnudó plenamente. El actual Secretario General de la OEA es un sórdido traidor a su patria uruguaya que habiendo desempeñado importantes tareas políticas en su país de origen bajo la presidencia de José Mujica – personalidad muy respetada que es orgullo de América Latina- se lanzó de nalgas en brazos del imperio y ejerce hoy el más triste papel que a un latinoamericano le cabría desempeñar.
Luis Almagro, quien militó en el Frente Amplio, prestigiosa formación política unitaria del Uruguay que dotó al pueblo uruguayo de un arma política eficiente para el logro de notables victorias en las urnas ha propinado, con su bochornosa actuación en la OEA, un rudo golpe a las aspiraciones populares de América Latina y ha menoscabado el prestigio democrático de su propia nación de origen como nadie ni nada lo había hecho desde el período de las dictaduras militares.
En proceso judicial por ladronzuelo de dietas y otros crímenes menores que de por sí denuncian la entraña miserable que lo llevó a la traición, Luis Almagro pretende seguir prestando servicios al imperio con ataques a Cuba, Venezuela y a todo lo que estorbe la hegemonía de Estados Unidos en el hemisferio.
Cuando Cuba acaba de llevar a cabo un proceso electoral para la continuidad presidencial que es paradigma de democracia real y ejercicio pleno de su soberanía por el pueblo, este bien retribuido servidor del imperialismo señala que “la elección por parte de la Asamblea Nacional de Cuba de Miguel Díaz-Canel como Presidente del país se ha dado sin la libre expresión del pueblo cubano”.
Almagro no puede ignorar que son precisamente los sistemas electorales del hemisferio -en especial el de Estados Unidos, que pretende ser el modelo del que dimanan las reglas y patrones para los demás-, lo que con mayor énfasis objetan los pueblos de las “democracias
representativas” que Washington ha extendido por todo el continente como su sardónico “Destino Manifiesto”.
El ordenamiento jurídico de éstas constituye escenario idóneo para el injusto orden de intercambio desigual, explotación y miseria que Washington se considera llamado a imponer en el mundo, de acuerdo a la filosofía estadunidense que pretende justificar el modo en que las élites de algunos países concentran la riqueza a la vez que se someten a los dictados de la metrópoli imperialista.
El Destino Manifiesto, que expresa la creencia de que Estados Unidos está destinado por la providencia a expandirse hacia los cuatro vientos, es una doctrina racista que considera a los estadounidenses blancos superiores a los mestizos de los países vecinos ubicados al sur de su frontera, los que deben ser regenerados. Supone que Dios eligió al pueblo estadounidense para ser, como potencia política y económica, una nación superior al resto del mundo, y conecta en ello con la Doctrina Monroe de “America para los americanos”.
Cuando en tantos países del continente, incluido en primera fila Estados Unidos, se encarcela y tortura a los opositores y disidentes, se discrimina a los pobladores por motivos de raza, género, edad y nacionalidad; se limita la libertad de expresión a quienes dispongan de capital bastante para ejercerla; se ordenan y realizan muertes selectivas por razones políticas a cargo de bandas manipuladas por el capital; se reprime cruelmente a quienes exigen derechos a la sindicalización, a mejores condiciones de salarios, de estudio y de trabajo; se atenta contra la seguridad de la población con la venta y proliferación de armas de fuego en la sociedad por mercaderes que sobornan a políticos inescrupulosos en aras de su impunidad. El Ministro yanqui de colonias ha ensayado cuanta indignidad pueda imaginarse para ejecutar la voluntad de Washington y Wall Street contra los gobiernos progresistas que varios pueblos del hemisferio han logrado darse a base de lucha patriótica unitaria.
Almagro atribuye a la OEA la función de denunciar y trabajar por un hemisferio libre de dictaduras, con selectividad muy peculiar. A raíz de la intervención de grupos delincuenciales en una protesta ciudadana contra un aumento de las contribuciones a la seguridad social, se desató en Nicaragua una inusitada ola de violencia que dejó una decena de muertos y muchos heridos en ese país, considerado el más pacífico y seguro de la América Central. La OEA inmediatamente “exigió” al Gobierno progresista de Daniel Ortega que no actuara contra
“demostraciones pacíficas” y el país se vio sometido a una metodología terrorista parecida a las guarimbas promovidas y financiadas por el antichavismo de Washington en Venezuela, tanto en 2014 como en 2017. La diligencia con que actuó allí la OEA contrasta con la pereza de que dio muestra cuando, recientemente, se solicitó su actuación en Honduras ante decenas de crímenes ocasionados por las fuerzas represivas del régimen local… y nunca respondió.
Abril 26 de 2018.

CANADA SE INVOLUCRA EN MENTIRA CONTRA CUBA

CANADA SE INVOLUCRA EN MENTIRA CONTRA CUBA
Por Manuel E. Yepe

El Gobierno de Ottawa, que sostiene relaciones cordiales con Cuba pese a las enormes presiones en contra de Estados Unidos, parece haber cedido a las manipulaciones que lidera el senador republicano Marco Rubio, que se presenta como un exiliado de Cuba -país en el que no nació ni ha visitado jamás- para ejecutar una agenda de simulaciones y mentiras en perjuicio de La Habana.
El senador Marco Rubio ambiciona ser el relevo de Donald Trump en la presidencia estadounidense y sus promotores le han preparado a tal fin un programa anticubano que parte del cálculo de que el próximo presidente de Estados Unidos habrá de ser hispano y republicano. La familia de Rubio huyó de Cuba, es cierto, pero ello ocurrió en 1956, durante la cruenta tiranía de Fulgencio Batista impuesta por Estados Unidos en 1952 mediante un golpe de Estado y fue depuesta en 1959 por la revolución popular. Nació en Miami y jamás ha puesto un pie en Cuba. Conceptuar a Marco Rubio como cubano equivale a definir a Donald Trump como europeo.
Canadá estableció relaciones diplomáticas con Cuba en 1945 y las mantuvo ininterrumpidamente tras el triunfo de la revolución cubana. Cuba fue el primer país de la región caribeña con el que Canadá intercambió misiones diplomáticas.
Los vínculos cubano-canadienses fueron especialmente cálidos en los años 70 y 80 del pasado siglo, durante el gobierno del Primer Ministro Pierre Elliot Trudeau, padre del actual Primer Ministro, Justin Trudeau, desde noviembre de 2015.
Pierre Elliot Trudeau y Fidel Castro tuvieron una muy estrecha relación de amistad, solidaridad y respeto, simbolizada en el hecho de que, a la muerte del líder canadiense en el año 2000, Fidel Castro fue uno de los portadores de su féretro en el funeral estatal.
En 1994, surgió una empresa conjunta entre la Unión Cubana del Níquel y la empresa canadiense Sherritt International, que opera una planta de minería y procesamiento sita en Moa, en el extremo oriental de la isla. Una segunda empresa conjunta, Cobalt Refinery Co. Inc., fue creada en Alberta, Canadá, para refinar el níquel. En total hay en Cuba 85 empresas y subsidiarias canadienses de varios perfiles. Canadá ha criticado sistemáticamente el bloqueo contra Cuba y se ha opuesto con firmeza a la extraterritorialidad de la Ley Helms-Burton. En 1996, en el Parlamento de Canadá se introdujo el Proyecto de ley Godfrey-Milliken en rechazo de la extraterritorialidad de la Ley Helms-Burton. Era una ley que habría capacitado a unos tres millones de canadienses descendientes de personas leales al imperio británico integrados en la United Empire Loyalists que huyeron de la revolución en Estados Unidos, para demandar retribución por las propiedades y tierras confiscadas por el gobierno estadounidense a fines del siglo XVI, a raíz de aquella revolución.
Esa ley habría significado para un buen número de entidades económicas grandes y medianas de Estados Unidos una carga financiera de muchos billones de dólares, dada la valoración actual de las posesiones expropiadas.
La Godfrey-Milliken no llegó a constituirse en ley pero dio lugar a una enmienda de la Ley sobre Medidas Extraterritorialidades
Extranjeras que efectivamente neutralizó todo intento por imponer la Ley Helms Burton a canadienses y entidades de Canadá.
El gobierno canadiense impuso además una multa de un millón y medio de dólares a cualquier entidad canadiense que de alguna forma
contribuyera a la aplicación en Canadá de disposiciones de Ley Helms Burton.
Canadá también ha protestado contra la presencia de agentes de Estados Unidos en aeropuertos canadienses intentando capturar a ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba como turistas en desafío de las leyes del bloqueo impuesto por Estados Unidos.
Canadá opera una embajada en La Habana desde 1945. Cuba tiene la suya en Ottawa y consulados en Toronto y Montreal.
Marco Rubio se ha declarado arquitecto de la actual etapa de la agresión estadounidense contra Cuba e inventor de la patraña de los ataques sónicos a diplomáticos de Estados Unidos en la isla. En ese carácter, asesora la confección de las listas de personas y entidades cubanas que Washington sanciona como transgresores de las
disposiciones del bloqueo estadounidense.
No es fácil comprender los motivos por los que el gobierno de Canadá, nación que es el mayor emisor de turistas a Cuba, pueda haberse alineado en una campaña contra Cuba que tiene como eje a alguien de trayectoria tan fullera.
Desautorizar por motivos de seguridad los viajes a Cuba de los familiares de los diplomáticos canadienses acreditados en la isla es sumamente extraño considerando que jamás se ha reportado algún hecho indicador de inseguridad contra algún canadiense de entre los millones que hace muchos años disfrutan de las bondades del clima cubano y el afecto sincero de su gente.
Abril 23 de 2018.

FELIZ CONFIRMACIÓN DE DEMOCRACIA EN CUBA

FELIZ CONFIRMACIÓN DE DEMOCRACIA EN CUBA
Por Manuel E. Yepe

El sistema electoral cubano confirmó su carácter democrático mediante el ejercicio del procedimiento consultivo popular que eligió a Miguel Díaz-Canel Bermúdez como jefe de Estado y de Gobierno, en quien los cubanos depositan ahora sus esperanzas y voluntad de continuidad del proceso revolucionario de la isla, paradigma de las ideas y luchas por el socialismo y la independencia de las naciones de América Latina. “No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo lo Revolución. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuestos con los lineamientos del Socialismo y la Revolución”, subrayó acerca de sus principales objetivos de trabajo el nuevo Presidente.
Díaz-Canel ocupaba el cargo de Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Junto a él fue proclamado 1er.
Vice-presidente el ingeniero Salvador García Mesa. Antes, Esteban Lazo había sido reelecto Presidente de la ANPP.
El 18 de abril se constituyó la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba (ANPP) en su Novena Legislatura y ésta eligió, de entre sus 605 diputados recién electos, a los miembros de su órgano superior, el Consejo de Estado. Éste, a su vez, escogió en su primera reunión constitutiva al nuevo presidente de la República de Cuba, sucesor del General Raúl Castro Ruz quien había estado al frente del gobierno de la nación desde 2008.
Inicialmente, Raúl ocupó el cargo por sustitución reglamentaria al enfermar el Presidente Fidel Castro Ruz y corresponderle a él reemplazarlo en función de su deber como Primer Vicepresidente, cargo que legalmente le había sido asignado por la Asamblea Nacional del Poder Popular anteriormente.
Durante esos dos períodos presidenciales consecutivos que
antecedieron, Raúl fue electo y reelecto Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros por voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas, pero en esta ocasión el líder revolucionario cubano anunció su decisión de no presentarse a una nueva reelección.
Raúl Castro había sido, desde que comenzara la insurrección contra la tiranía de Batista, la segunda figura en la dirigencia de la revolución. Su actuación al frente del gobierno le conquistó un incremento en su prestigio como líder, que ya era grande por su brillante desempeño al frente de la defensa del país.
Nadie cuestiona que la autoridad y popularidad enorme de Raúl lo habrían capacitado para continuar en el cargo presidencial en un nuevo período, pero el propio Raúl Castro había propugnado la necesidad de renovar los dirigentes de la revolución y el gobierno, lo que, a los ojos del pueblo convirtió el acatamiento de su decisión de no continuar en el cargo en algo así como el pago de una deuda de gratitud a su Presidente.
En la mañana de este 19 de abril, fecha en que se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América ocurrida en Playa Girón, Miguel Díaz-Canel pronunció su primer discurso como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros,
Con esta legislatura –destacó- culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica, sin que mediaran campañas, ni corrupción ni demagogia. Los ciudadanos han distinguido a personas humildes, trabajadoras y modestas, como sus genuinos representantes, los cuales participarán en la aprobación e implementación de las políticas aprobadas.
Añadió que quien quiera ver a Cuba en toda su diversidad, puede percibirla en su Asamblea Nacional.
Destacó que asume la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, “seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario”.
Acto seguido resaltó, como otro logro heredado, que “la unidad se ha hecho invulnerable en el seno de nuestro partido, que no nació de la fragmentación de otros, sino de la unificación de quienes se proponían lograr un mejor país”.
“Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política, sigue siendo Primer Secretario del Partido como referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentar al
imperialismo, como el primero, con el fusil a la hora del combate». Destacó la obra revolucionaria y política de Raúl, su legado de resistencia y en la búsqueda del perfeccionamiento de la nación, su dimensión de estadista, formando consenso y liderando el proceso de implementación de los lineamientos del Partido. Igualmente refirió cómo había apoyado Raúl los esfuerzos por lograr el regreso de los Cinco héroes que predijera Fidel.
Esta sesión de la Novena Legislatura de la Asamblea Nacional fue clausurada por Raúl con un vibrante e histórico discurso que delineo muchas de las tareas más urgentes que deberá encarar el nuevo Presidente cubano.
Abril 19 de 2018.

LA AGRESIÓN A SIRIA FUE UNA BURLA AL MUNDO

LA AGRESIÓN A SIRIA FUE UNA BURLA AL MUNDO
Por Manuel E. Yepe
Un estadounidense amigo mío opina que cuando finalice la presidencia de Donald Trump –no importa cómo concluya-, el mejor recuento habrá de hacerlo en un libro de historietas cómicas (comic-strips) que sería el más hilarante en la historia de Estados Unidos.
Sin embargo, los nefastos efectos en términos de muertes y desgracias que van dejando en personas, pueblos y naciones de todo el mundo las locuras de este payaso no son compatibles con un enfoque festivo de los sufrimientos provocados por este grotesco personaje y su cohorte de halcones.
En estos días, las fuerzas armadas de Estados Unidos han hecho un enorme ridículo en aras de satisfacer la voluntad de su desquiciado presidente y, de paso, han hecho aparecer como satélites tontos a sus homólogos de Francia y el Reino Unido.
En la noche del 13 de abril esa dispar coalición de potencias lanzó un ataque contra Siria. “Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra blancos asociados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio Bashar al-Assad”, dijo Trump sin poder siquiera justificar la agresión con el testimonio de los expertos de Naciones Unidas encargados de supervisar la prohibición del uso de armas químicas OPAQ que unas horas más tarde debían dictaminar sobre la naturaleza del supuesto ataque del gobierno de Siria contra sus oponentes.
La llegada de estos especialistas estaba programada para el 14 de abril pero el gobierno estadounidense decidió actuar antes,
evidenciando su temor por el veredicto de estos especialistas. Casi un centenar de congresistas republicanos y demócratas
estadounidenses, habían enviado un mensaje a Trump insistiendo en que antes de atacar solicitara la aprobación del Congreso. “Comprometer a nuestros militares en Siria cuando no existe una amenaza directa a EEUU y sin autorización oficial previa, violaría la separación de poderes claramente delineada en la Constitución”, decían.
No obstante, Donald Trump, con sus oídos sordos para tantos llamados a la cordura y la legalidad propia e internacional, lanzó sus ataques aéreos contra posiciones militares en Damasco, entre ellos un centro de investigación científica en Barzeh y el Aeropuerto de Al-Domair, en las afueras de Damasco. Hubo asimismo ataques con cohetes contra el Aeropuerto Internacional de Damasco y el Aeropuerto militar de Mezzeh, entre otros objetivos.
María Zajárova, portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, lamentó que el ataque perpetrado contra Siria por EEUU, el Reino Unido y Francia se hubiera llevado a cabo justamente cuando el país árabe tenía una magnífica oportunidad para tener un futuro pacífico. “Primero probaron contra el pueblo sirio con la Primavera Árabe, luego con el Estado Islámico, y ahora lanzando sus misiles inteligentes sobre la capital de un país soberano, que desde hace muchos años intenta sobrevivir en medio de la agresión terrorista,”, comentó Zajárova.
Tanto el presidente francés Emmanuel Macron, como la primera ministra británica, Theresa May, formularon declaraciones de apoyo a la barbarie desatada por Trump.
Lo singular de estas declaraciones es que todas parten de una hipotética atribución a EEUU y las dos vetustas ex metrópolis coloniales europeas para intervenir en los asuntos internos de Siria, nación que es miembro soberano de las Naciones Unidas.
El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró que el presunto ataque químico en la localidad siria de Duma, que sirvió de pretexto para el inicio de la operación militar contra Damasco fue un montaje y aseguró que tiene datos irrefutables que lo confirman. Cuando se fueron conociendo los primeros detalles acerca de los efectos de la ilícita agresión, miles de habitantes de la capital siria salieron jubilosamente a las calles para manifestar su apoyo al presidente Bashar al Assad, quien tranquilamente había llegado poco antes a sus oficinas en el centro de Damasco.
La televisión siria transmitió en vivo las demostraciones de la población que, con banderas sirias y dando palmas, mostraba
espontáneamente su orgullo patrio por la actuación de los militares sirios que, por sí mismos, contando con el moderno equipamiento militar de última generación aportado por las fuerzas solidarias rusas, habían podido asumir con éxito la defensa de su país frente a la agresión imperialista directa de Estados Unidos que posee el mayor arsenal de armas atómicas, químicas y otras de prohibidas, y por tanto carece de derecho moral para culpar a otros países.
Fue una acción unilateral, al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, una flagrante violación de los principios del Derecho Internacional y de la Carta de la organización mundial. Fue un grosero atropello contra un Estado soberano que, pese a que solo dejo tres personas heridas, no puede sintetizarse en un simple cuadrito de un libro de tiras cómicas sobre la pintoresca actuación de un excéntrico presidente.
Abril 17 de 2018.