ESTADOS UNIDOS EN FATÍDICOS ANIVERSARIOS

ESTADOS UNIDOS EN FATÍDICOS ANIVERSARIOS
Por Manuel E. Yepe

El once de septiembre coinciden los aniversarios de múltiples fechorías del gobierno de Estados Unidos en años recientes.
En esa fecha de 1973 ocurrió en Chile, organizado, financiado y dirigido por el Pentágono y la CIA de Estados Unidos, en conjura con los peores elementos de las fuerzas armadas chilenas, el golpe de estado contra el gobierno constitucional de Salvador Allende. Entre esa fatídica fecha y marzo de 1990, Chile vivió una horrible dictadura encabezada por el General Augusto Pinochet Ugarte
(1915-2006), quien dirigió el golpe de estado contra el gobierno legítimo de Allende y se convirtió en jefe de la junta militar que gobernó al país. Pinochet fue proclamado presidente de la república en 1974 y en 1981 fue confirmado en ese cargo por la pseudoconstitución diseñada por el tirano.
En 1988, después de un plebiscito de signo contrario, Pinochet anunció que conservaría la presidencia hasta 1990. Aunque las elecciones de 1989 le obligaron a ceder el cargo, el dictador se mantuvo como jefe supremo del ejército. En 1998 fue reclamado por la justicia española por sus crímenes.
Entre 1973 y 1990, en Chile los derechos humanos fueron
sistemáticamente violados por la dictadura militar de corte fascista, con apoyo de las clases acomodadas del país. La represión incluyó detenciones arbitrarias, secuestros, prisiones, asesinatos,
desapariciones forzosas, exilio y cementerios clandestinos. Las torturas eran tanto físicas como psicológicas, mediante la aplicación de descargas eléctricas, violencia sexual, golpes, aplicación de drogas, quemaduras, inmersión en líquidos e incluso violaciones de mujeres realizadas por perros entrenados.
Entre 1973 y 1975 hubo unas 42 mil 500 detenciones políticas a las que se sumaron 12 mil 100 detenciones individuales y 26 mil 400 detenciones masivas entre 1976-88, así como más de 4 mil situaciones de amedrentamiento entre 1977-88 con mil detenidos desaparecidos y 2 mil 100 muertos por causas políticas.
Unas 3 mil 200 personas murieron o desaparecieron entre 1973 y 1990 a manos de agentes represivos del estado. De estas, unas mil cien personas se consideran desaparecidas al margen de las antes citadas 2 mil 100 fallecidas.
El propio 11 de septiembre pero de 1980, en la ciudad de Nueva York fue ametrallado en plena calle por un pistolero miembro de un grupo de los exilados cubanos organizados, financiados y dirigidos por la CIA, el diplomático cubano Félix García Rodríguez, acreditado en la Misión de su país ante la ONU.
El diplomático cubano se convirtió en el primer representante extranjero acreditado en las Naciones Unidas asesinado en Estados Unidos.
De acuerdo con un informe del FBI, horas después del crimen el contrarrevolucionario de origen cubano Pedro Remón hizo una llamada telefónica a los medios noticiosos de Nueva York en la que reclamó la responsabilidad del asesinato en nombre de “Omega 7”, una de las organizaciones terroristas de exiliados cubanos que opera en Estados Unidos bajo la sombrilla de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). No obstante su extenso expediente terrorista, el asesino no fue encausado hasta mediados de la década de 1980, en tanto que la misión cubana en la ONU, sus funcionarios y familiares, siguieron siendo hostilizados sistemáticamente.
Pero para el pueblo estadounidense el aniversario más divulgado y el más doloroso ocurrido un 11 de septiembre es el que produjo el derribo de las Torres Gemelas de Nueva York en 2001, que dejó un saldo de unas tres mil víctimas mortales, incluyendo a bomberos y demás personas participantes en labores inmediatas de rescate, afectadas por los gases tóxicos.
Permanece en espera de definición el carácter de este acto, dada la imposibilidad de calificar la acción como atentado terrorista clásico por la abundancia de pruebas que la presentan como una autoagresión oficial. Son inobjetables la evidencias que desmienten la versión oficial que se ofreció para justificar la proclamación de la llamada Ley Patriótica de Estados Unidos que ha sido vista como el proyecto terrorista estatal que derivó de este evento con horribles
consecuencias que llegan hasta el presente en todo el mundo. Finalmente, como acertadamente señala Néstor García Iturbe, periodista cubano experto en temas de la lucha contra el terrorismo, el gobierno de Estados Unidos pareció interesado en contribuir a la identificación de la fecha del 11 de septiembre con la ignominia cuando el Presidente Barack Obama escogió ese día de 2015 para renovar la inclusión de Cuba en la lista de naciones que sanciona la Ley de Comercio con el Enemigo -promulgada por Washington en 1917- como sanción a países con relaciones incompatibles con la política exterior de Estados Unidos. Este absurdo listado tiene hasta hoy un solo sancionado a nivel global: Cuba. Agosto 27 de 2016.

DONALD TRUMP Y SU PSICOPATOLOGIA

DONALD TRUMP Y SU PSICOPATOLOGIA
Por Manuel E. Yepe

Nadie en el mundo duda que un triunfo electoral de Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos significaría un golpe devastador para los estadounidenses que luchan por salvar la democracia evitando un retroceso y un desplazamiento a la derecha en la política del país mayor aún que lo que provocó en 1980 la elección de Ronald Reagan.
El sector políticamente más avanzado de la ciudadanía de los Estados Unidos teme, justificadamente, que la superpotencia única mundial vive tiempos cruciales en los que el fascismo proyecta su sombra nefasta. La base social de Trump se compone de una alianza de grandes millonarios junto a franjas de la clase media baja, que ya dio lugar a otros engendros por el estilo del Tea Party. El mayor peligro yace en su base social y va más allá de las elecciones.
La lucha de clases que resiste a esta alianza se concentra, por ahora, en comunidades como los inmigrantes, las mujeres y el movimiento Black Lives Matter (BLM) y no en la clase obrera, en la que tiene un nivel relativamente bajo. Pero si se quiere frenar el ascenso de la derecha y ponerle alto a sus ataques xenófobos, es imperativo que los inmigrantes, el movimiento BLM, las mujeres y la juventud se alíen para fortalecer a los sectores en lucha oprimidos por el capitalismo estadounidense.
Trump ha recibido calificativos de megalómano, paranoico, racista, xenófobo…Pero, en un discurso pronunciado en el tercer día de la Convención Nacional Demócrata, el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg cuestionó claramente la sanidad mental del candidato republicano la presidencia de Estados Unidos. “¿Será que solo dice cosas locas, o dice esas cosas locas porque está realmente loco?”. Ello alentó que profesionales respetados e influyentes de salud mental en esa nación evaluaran la estabilidad emocional de Donald Trump, violando por consideración de urgencia el código de conducta promulgado por la American Psychiatric Association que previene contra la formulación de declaraciones acerca de personalidades públicas que no hayan sido formalmente evaluadas.
El comentarista político William Blum, en su muy leída columna que publican medios progresistas de prensa estadounidenses, advierte que si Donald Trump resultara elegido Presidente de Estados Unidos, se convertiría en el ocupante de la Oficina Oval más discapacitado psíquicamente desde que lo fuera Richard Nixon, “cuya paranoia extrema nos trajo Watergate y precipitó la crisis constitucional más trascendente de finales del siglo XX”.
“Normalmente, quien como yo tiene licencia para practicar leyes en vez de psicología, -escribe Blum- preferiría quedarse fuera del debate y permanecer en su zona de confort del tradicional comentario jurídico y político, comprometido a poner en evidencia las carencias políticas de los candidatos”.
“Pero Donald Trump ha conseguido el visto bueno del partido
republicano para aspirar a Presidente en una elección que lo haría comandante en jefe de la nación más poderosa que el planeta ha conocido. Como tal, al igual que la candidata presidencial del partido demócrata, Hillary Clinton, merece mayor control, tanto en cuanto a la política como a su personalidad”.
“Algunos lectores, particularmente en la izquierda progresista, pueden discrepar de mi enfoque e incluso preguntarse si no es una pérdida de tiempo examinar la psique de un Presidente o un aspirante presidencial, recordando que fue un paranoico como Nixon quien puso fin a la guerra de Vietnam y abrió la puerta a la normalización de las relaciones con China”, advierte Blum.
Tras consultar a varios especialistas, Blum ha consensuado un diagnostico que indica que Trump padece un Trastorno Narcisista de la Personalidad que es descrito como “perturbaciones que hacen a las personas sentirse y comportarse angustiosamente en sociedad, limitando su capacidad de funcionar en sus relaciones personales y en otras áreas de sus vidas como el trabajo o la escuela”.
Según Blum, Trump encarna en el escenario electoral de Estados Unidos una sociedad brutalmente condicionada para aceptar un dictador en el futuro.
Trump encarna el sentir del estadounidense conservador que ve en él la recuperación del poder mundial, minado en Siria por Rusia y
mercantilmente por China. Es una realidad galopante sobre un personaje que busca el poder basado en la superioridad racial.
Si Trump llegara como encarnación fascista a la candidatura
presidencial en Estados Unidos, sería resultado del trabajo de la ultraderecha y su bien montado poder mediático.
El péndulo político en ese país se ha inclinado a los extremos desde la elección de Obama. Todo se ha radicalizado y, como señala Blum, aun si Trump pierde las elecciones por la presidencia, el país se habrá polarizado adicionalmente.
Agosto 9 de 2016.

UNA NUEVA GUERRA FRÍA ENTRE EEUU Y CHINA

UNA NUEVA GUERRA FRÍA ENTRE EEUU Y CHINA
Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
https://manuelyepe.wordpress.com/
Leonardo Boff, uno de los principales creadores de la teología de la liberación y sacerdote católico franciscano hasta que en 1992 decidió dejar los hábitos, concedió el reciente 15 de agosto una entrevista al periodista Martín Granovsky, del diario argentino Página 12, en la que analizó el rumbo que han tomado Brasil y Argentina por su subordinación a los capitales transnacionalizados.
Preguntado acerca de los motivos por los que mediante golpe, como en Brasil, o por votos, como en la Argentina, en América Latina avanzan procesos neoconservadores, Boff lo vinculó a una nueva guerra fría que se libra entre los Estados Unidos y China.
El gigante asiático, que ahora forma parte del bloque BRICS, ha estado entrando en América Latina y ello contradice el propósito
estadounidense de controlar el continente. Al atacar a Brasil, EEUU ataca a China y a sus enormes inversiones en Latinoamérica que, solo el año pasado, fueron de 54 mil millones de dólares para el
ferrocarril que une el Atlántico con el Pacífico.
A los latinoamericanos les asusta mucho que Estados Unidos negocie con Mauricio Macri dos bases militares, una en los límites entre Brasil, Paraguay y la Argentina, y otra en la Patagonia cerca del acuífero de agua dulce más grande del mundo, apunta el líder de la teología de liberación que ya tiene 77 años de edad.
Respecto al proceso golpista en Brasil, Boff relató que el Movimiento Sin Tierra tiene el apoyo del Papa Francisco y éste se acercó con mucho entusiasmó a la presidenta Dilma Roussef; tanto que desde entonces lo ha saludado en cada viaje suyo a Europa.
En uno de ellos le acompañó la actriz brasileña Leticia Sabatella quien contó de primera mano la situación al Papa y le hizo ver que lo principal era defender la democracia, porque atacar a Dilma traería formas violentas de represión social. Al escucharla el Papa le manifestó: “Es obra del capitalismo; del capitalismo de Brasil y del capitalismo transnacional”.
Boff opinó que el Papa ha visto que el neoliberalismo, que da más valor al mercado que al bien común, produce gran marginación y una gran pobreza. Los cuarenta millones de brasileños que fueron sacados del hambre en Brasil comienzan a volver a su situación anterior. “Allí, como se sabe, el vice que quedó como presidente interino despidió al gabinete de Dilma y atacó al ministerio de bienestar social y la reforma agraria. Los proyectos sociales tienen cada vez menos financiamiento, la atención de la cultura pasó de un ministerio a una subsecretaría y Michel Temer cortó la mitad del subsidio a las universidades públicas”.
Según Boff, el Papa consideró que el golpe parlamentario sin bayonetas busca el mismo efecto que antes buscaban los golpes militares: reforzar un grupo de los grandes capitalistas nacionales articulado con los capitalistas transnacionales en función de una mayor acumulación, privatizando los bienes nacionales. Hay un proyecto de recolonizar América Latina para hacerla cada vez más una zona que exporte materias primas puras sin agregarles valor a los productos. Brasil tiene más de 70 millones de hectáreas para producir y saciar el hambre de todo el mundo por sí solo y le sobra el agua, advirtió Boff. “Todo caería bajo control del capital privatizado o
internacionalizado. El Papa se da cuenta de este fenómeno y de que los pobres volverán a la miseria y al hambre”.
En la Argentina, el Estado asume una política privatista. Habla con las empresas. No hay sociedad sino individuos. La acumulación de la riqueza se concentra en un polo cada vez más reducido.
No se puede analizar la situación en Argentina o en Brasil por separado ni valorar aisladamente el intento de Estados Unidos de alinear a ambos países dentro de la estrategia imperial, afirmó Boff. “En los 13 años del Partido de los Trabajadores (PT) en el poder quedó demostrado que hay dos proyectos en juego. Los dos quieren ser democráticos, pero la democracia neoliberal es para pocos y hace políticas ricas para los ricos y pobres para los pobres”.
Boff recordó que en Brasil hay 210 millones de habitantes y 71.440 superricos controlan más de la mitad del Producto Interno Bruto. El Banco Mundial ha dicho que la mayor acumulación del capital en el mundo se hace en Brasil, donde están los capitalistas más
antipopulares y más antisociales: tienen gran parte de las fortunas afuera, en paraísos fiscales, y operan por sociedades off shore. Es un ejemplo, justamente, de los dos tipos de democracia.
El otro tipo de democracia, que en Brasil fue el de Lula, es el de la democracia inclusiva, abierta a todos. La correlación mundial de fuerzas no permite impedir la acumulación del capital. Pero al menos podemos ponerle algún límite. “Debemos hacerlo” finalizó Leonardo Boff en su entrevista con el diario argentino Página 12.

Agosto 22 de 2016.

ELECCIONES EN EE.UU. SON DISTRACCIÓN MASIVA

ELECCIONES EN EE.UU. SON DISTRACCIÓN MASIVA
Por Manuel E. Yepe
https://manuelyepe.wordpress.com/
La principal utilidad de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos es que son un arma de distracción masiva que crea la ficción de que presidentes y votantes determinan realmente el destino del país. En verdad, esos presidentes y sus secuaces en el Congreso y la Corte Suprema pudieran gobernar, pero ciertamente no gobiernan. Las elecciones sirven para transferir energía de un sistema de las élites a otro conjunto de las propias élites, son un espectáculo de camuflaje en la legitimidad democrática, un evento cuadrienal de consenso nacional de pan y circo que patrocina la clase gobernante desde sus suites corporativas.
Aproximadamente así define el sistema electoral de Estados Unidos Gerald Sussman, sociólogo y profesor en la escuela Toulan de estudios urbanos y planificación de la Universidad Estatal de Portland en un ensayo que titula “Elecciones americanas. Armas de distracción masiva”.
Si Bernie Sanders hubiera logrado captar el mayor número de
delegados, la nominación y la elección simplemente habría servido para instalar una democracia socialista en la Casa Blanca con todas las palancas de la energía intactas para disciplinarlo todo nuevamente en lo que Noam Chomsky ha llamado “el espectro del pensamiento pensable.” De hecho, según Sussman, si la clase dirigente fuera un poco más sabia, habría respaldado por Bernie, en vez de a Hillary para la nominación y la Presidencia, sólo para aplastar las esperanzas de la izquierda. El valor real de la campaña de Sanders ha sido incitar a la valentía en los jóvenes para hacer frente a la realidad. Una victoria de Hillary Clinton en noviembre podría llevar a miles de manifestantes a protestar en las calles, pero una victoria de Trump probablemente provocaría millones.
La proclamación en las recientes convenciones de dos de los candidatos presidenciales más despreciados por los militantes y simpatizantes de sus propios partidos -demócrata y republicano respectivamente- ha puesto a millones de votantes entre la proverbial espada y la pared con vistas a la elección presidencial del 8 de noviembre.
Se consideran por igual obligados a escoger, entre Donald Trump (R) y Hillary Clinton (D), al menor de dos males.
Llevados por la falacia de que la democracia consiste en escoger entre las dos opciones que les ofrece el sistema de dos partidos (duopolio) debe haber muchos hoy en Estados Unidos que culpen de la situación al reducido número de opciones que se les ofrece y piensan que una multiplicidad de partidos sería la solución.
Solo que no tardan en informarse de la existencia de muchos países donde existen múltiples partidos (decenas y hasta cientos) y la situación es la misma: el poder siempre se mantienen en manos de los ricos, que gobiernan en beneficio de los ricos.
Históricamente, cuando en Estados Unidos ha surgido un candidato advenedizo que de alguna forma ha logrado infiltrarse en el sistema al punto de poner seriamente en peligro el control duopólico del poder (como sucedió a Jesse Jackson en 1988, Ross Perot en 1992, Ralph Nader y Howard Dean en 2004 así como, de alguna manera a Bernie Sanders en 2016, se han enfrentado al dinero, los medios y métodos maquiavélicos de presión que al final resultan insuperables aunque por un tiempo sirven de distracción a sus seguidores.
Como ha señalado en al portal digital Thruthout la periodista Barbara G. Ellis, Bernie Sanders se convirtió en una amenaza monumental para la nominación demócrata con manifestaciones de decenas de miles potenciales votantes en todo el país. Sus voluntarios, jóvenes en su mayoría, superaban ampliamente en número a los de Clinton.
Simultáneamente Trump parecía estar -con sus mítines y ganancias en las primarias- en la misma situación respecto a la maquinaria republicana.
Así como la angustia y desesperación se va haciendo cada vez mas presionante para las masas de desposeídos en el mundo y presagian una inevitable insurrección popular a escala global, en el seno de Estados Unidos se hace más aguda la contradicción entre el 1% que lo domina todo y el 99% que no puede seguir engañado con mitos y trucos de la democracia representativa bajo control de los ricos.
A partir de las experiencias que va dejando el proceso electoral en curso en Estados Unidos se comprende que no basta con pequeños cambios cosméticos para hacer que el sistema actual funcione. No serán nuevos partidos, ni cambios estructurales en los actuales partidos, ni coaliciones inestables, lo que puedan salvarlo. El problema está en la naturaleza injusta del sistema capitalista que, por su naturaleza imperialista actual, frena el desarrollo democrático de la nación y oprime a sus ciudadanos.

Agosto 16 de 2016.

VENEZUELA Y CUBA ANTE UN PERÍODO ESPECIAL

VENEZUELA Y CUBA ANTE UN PERÍODO ESPECIAL
Por Manuel E. Yepe
Para no pocos observadores de la política internacional, la difícil situación por que atraviesa la economía de Venezuela, principal socio económico de Cuba pudiera conducir a la isla caribeña a una situación de penurias parecida a la que le provocó el derrumbe y desaparición de la Unión Soviética a inicios de la última década del pasado siglo. Para apoyar tales augurios, o bien para desvirtuarlos, muchos especialistas se han pronunciado en uno u otro sentido.
El especialista cubano Domingo Amuchástegui, radicado en Estados Unidos, por ejemplo, explora, compara y contrasta los dos diferentes escenarios en busca de conclusiones adecuadas:
En 1990, recuerda, en el momento de decretarse el llamado “período especial”, hubo una disminución del 85% de los vínculos económicos de Cuba con los países del Consejo de Ayuda Mutua Económica (COMECOM, por sus siglas en inglés) – la mayor parte de ellos con la Unión Soviética-, cubriendo una amplia gama de productos y artículos, además de petróleo.
Entre 1990 y 1993, las importaciones cubanas cayeron en un 70 por ciento; la credibilidad financiera y disponibilidad de créditos para Cuba en las economías de los ex países socialistas de Europa desapareció completamente; casi todos los proyectos de inversión en la isla fueron total o parcialmente suspendidos.
La legislación del bloqueo estadounidense inició un proceso de reforzamiento con la aprobación de la llamada ley Torricelli (1992). Los niveles de legitimidad y reinserción internacional de Cuba fueron muy limitados y la mayoría de los expertos pronosticaron que un efecto dominó conduciría al colapso de su economía.
Cientos de periodistas extranjeros acudieron a La Habana para ser testigos del derrumbe inevitable e inminente de la experiencia cubana. Los nexos de Cuba con Venezuela, en cambio, nunca han estado siquiera cerca de cómo fueron los vínculos con la Unión Soviética. Caracas es el principal socio de Cuba, pero las importaciones representan un tercio de las importaciones corrientes de Cuba y consisten sobre todo en petróleo. El factor energía hace muy sensible y vulnerable la situación, pero nunca comparable a los lazos con Moscú.
Los liderazgos cubano y venezolano estaban conscientes de ello incluso antes de la muerte de Chávez, por lo que la cooperación económica entre los dos países fue declinando y se dieron pasos y acciones tempranas llamadas a equilibrar tales contingencias.
Cualquier persona con un poco de sentido común, tendrá que admitir que hay diferencias sustanciales entre la década de 1990 y hoy en día. El gran signo de interrogación –según Amuchástegui- no está ahora en el lado cubano, sino en el de Venezuela.
El referendo (revocatorio) para forzar la dimisión de Maduro no parece tener muchas posibilidades de éxito. Sus implicaciones conducentes a confusión y enfrentamiento violento, son ya motivo de preocupación entre diversos sectores de la sociedad venezolana que comprenden que las elecciones presidenciales no están muy lejos y ese sería el momento de deshacerse de Maduro sin asumir los riesgos de
confrontación violenta, advierte el experto.
Los corredores internacionales de una solución pacífica y jurídica – Shannon de Estados Unidos, el ex Presidente dominicano Leonel Fernández y el ex Jefe de Gobierno español Rodríguez Zapatero- están conscientes de la importancia de evitar una colisión como resultado. Más allá de sus errores, debilidades y proclamas izquierdistas, -opina Amuchástegui- Nicolas Maduro no puede asumir toda la culpa de lo que está sucediendo. Circunstancias mundiales y regionales están aportando un impacto enorme. El Banco Mundial ha concluido que América Latina no crecerá en absoluto en 2016 debido al desmoronamiento de los precios de la energía y las materias primas.
La mayor preocupación ahora mismo – según el informe del Banco Mundial – es que la desaceleración actual tendrá lugar de forma desordenada debido a las crecientes diferencias en términos de crecimiento en estos países del área. En otras palabras, hay que evitar agregar “combustible” a tales tensiones, incluyendo conflictos civiles de carácter violento. Así que no sólo la oposición venezolana sino también el hemisferio occidental, incluyendo a Estados Unidos quieren y deben evitar esto y están dispuestos a convencer a la oposición de Venezuela a “jugar” de manera diferente. Cualquier efecto dominó sería extremadamente costoso para todo el mundo.
El gobierno de Maduro aún cuenta con gran respaldo, tiene el mayor partido político en el país, tiene un control considerable sobre las instituciones claves y por último, pero no con menor importancia, disfruta del enérgico apoyo de las fuerzas armadas, un activo nada despreciable, finaliza Amuchástegui.
Agosto 18 de 2016.

Manuel E. Yepe. TURISMO Y RELIGIÓN SE APOYAN EN EL CARIBE

TURISMO Y RELIGIÓN SE APOYAN EN EL CARIBE
Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
https://manuelyepe.wordpress.com/

“El turismo religioso es parte de la cultura del Caribe y también un buen negocio. Las religiones locales de las hermosas islas del Caribe, desde el vudú en Haití al obeah de Jamaica y la santería de Cuba, ofrecen una información cultural e histórica muy valiosa sobre el Caribe. Este tipo de turismo permite conocer además los principales lugares religiosos de la región relacionados con acontecimientos importantes de la historia”, recomienda un trabajo publicado por la revista italiana TTC Caribe dedicada a la promoción del turismo a esa región.
“El culto vudú, surgido en Haití, ha sido durante décadas un buen argumento para películas de terror; pero junto con otras creencias religiosas caribeñas, ha llegado a ser también una verdadera atracción para el turismo internacional” dice el artículo promocional del turismo en el área de mar Caribe.
En Bonaire, una isla de las Antillas de Sotavento del mar Caribe, las iglesias, mezquitas y sinagogas dan un amplio servicio en papiamento, holandés, inglés y español.
En Anguila se publicó una guía de “Lugares de culto”, una lista de las iglesias de las denominaciones religiosas predominantes, sus direcciones y horarios.
En la República Dominicana existe la “Ruta de la Fe” que consiste en un viaje o peregrinación que toca diversos monumentos y sitios con relevancia religiosa católica. Se visita Santo Domingo, la ciudad que llevó a la primera evangelización de América. Además, el “Santuario del Santo Cerro” donde Cristóbal Colón ordenó colocar la primera cruz cristiana de América.
En el este de Cuba, el templo de Nuestra Señora de la Caridad, también conocida como la Virgen del Cobre o Nuestra Señora de la Virgen de la Caridad en homenaje a la Virgen María, pontificalmente designada como la Patrona de Cuba.
La imagen de la virgen en Cuba está consagrada en la Basílica que es Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, que fue construido en 1926. El santuario está en un pintoresco poblado de El Cobre, muy cerca de Santiago de Cuba.
El Papa Pío XI le concedió el 20 de diciembre 1936 una Coronación canónica a la imagen de la virgen encontrada en el mar en el siglo XVII.
En la isla caribeña de Anguila se publicó una guía de “Lugares de culto”, una lista de las iglesias de las denominaciones religiosas predominantes, sus direcciones y horarios.
El Caribe, además, ha devenido sitio muy visitado por turistas como destino para bodas y otras ceremonias religiosas.
La opinión de expertos, dice la revista digital de TTC, es que la región del Caribe necesita innovarse constantemente en cuanto a la oferta turística. Las religiones influyen de manera crucial en las culturas populares y son una gran atracción pero en el Caribe no están suficientemente explotadas.
El sector del turismo religioso está entronizado con fuerza en Europa -donde se calcula que más de quince millones de personas realizan algún tipo de turismo de este carácter anualmente. En Latinoamérica, hay varias agencias turísticas especializadas en este sector. En general, se consideran las motivaciones principales para los viajes religiosos los movidos por visitas a santuarios o lugares sagrados como peregrinaciones, las visitas a tumbas de santos, la asistencia y participación en celebraciones religiosas, visitas a líderes religiosos, congresos eucarísticos, años santos, etc.
Las religiones tradicionales africanas en el Caribe y Brasil pueden beneficiar mucho al turismo en el Caribe, de la misma manera que las religiones han promovido desde la antigüedad el movimiento de personas a sitios remotos.
El turismo religioso, dice TTC, puede ser la razón principal para un viaje, pero también puede ser parte de un viaje y proporcionar un destino con atractivos adicionales.
Tal es el caso, por ejemplo, de millones de personas no católicas de todo el mundo que visitan cada año el Vaticano.
Todo esto hace del turismo religioso un prospero negocio. Hace dos años, el valor anual de los viajes religiosos en todo el mundo se estimó en 18 mil millones de dólares, involucrando 300 millones de viajeros.
El turismo religioso, a diferencia de todos los demás segmentos del mercado turístico, tiene como motivación fundamental la fe. En la actualidad, las ciudades santas que históricamente han sido objeto de peregrinaje -como Jerusalén, La Meca o Roma- siguen siendo importantes puntos de referencia del turismo. Quizás la región del Caribe pudiera serlo también próximamente. ¿Por qué no?

Agosto 5 de 2016.

EL PUEBLO ESTADOUNIDENSE TIENE LA PALABRA

EL PUEBLO ESTADOUNIDENSE TIENE LA PALABRA
Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
https://manuelyepe.wordpress.com/
Perdida para la Humanidad toda esperanza de que el fin de la guerra fría abriera el camino a un mundo sin guerras, una galopante carrera por los caminos de la globalización neoliberal ha llegado a configurar al imperialismo en esa tenebrosa realidad que es hoy: la superpotencia hegemónica más poderosa, brutal y despiadada de la historia de la humanidad, portadora de los más grandes peligros para la supervivencia de nuestra especie.
Hace setenta años la Humanidad puso sus esperanzas en la Organización de Naciones Unidas como promotor y garante de la paz mundial y, en la Cumbre del Milenio, los estados representados en ella declararon solemnemente su decisión de establecer una paz justa y duradera en todo el mundo, de conformidad con los propósitos y principios de la Carta.
Pero sólo dos años y medio después de este juramento, se llevó a cabo la agresión contra Irak, no sólo en contra de la opinión de los pueblos de todo el mundo, sino a pesar de la oposición expresa de la abrumadora mayoría de los gobiernos que integran la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad fue ignorado y asistió después a la humillación de aceptar dócilmente una guerra de rapiña a la que antes se había opuesto la mayoría de sus miembros.
El precario balance de fuerzas del mundo bipolar que vivimos después de la segunda guerra mundial evitó que el imperialismo estadounidense impusiera su hegemonía absoluta por todo el mundo a partir del chantaje nuclear que planteara Estados Unidos con los bombardeos genocidas sobre Hiroshima y Nagasaki.
El mundo unipolar que resultó de la desaparición de la Unión Soviética, con una única superpotencia imponiendo sus egoístas intereses al resto del planeta, confirmó en toda su crudeza la naturaleza depredadora del orden capitalista imperante y la necesidad vital de su reemplazo de éste por un nuevo orden justo y humano. El capitalismo neoliberal -con su proclamación del mercado y no el ser humano como eje del funcionamiento de la sociedad- se ha multiplicado la miseria, en tanto que la globalización neoliberal han venido a ampliar las desigualdades a escala universal.
Generador constante de crisis, el orden capitalista pretende ignorar que son las asimetrías las que las provocan y se las arregla siempre para descargar sus calamitosos efectos sobre los trabajadores y las personas humildes del planeta.
Ignora groseramente la soberanía de las naciones e impone bloqueos genocidas sin más pretexto que su voluntad y supuestos intereses de la superpotencia.
Para controlar los recursos energéticos del planeta se utilizan, con absoluto irrespeto a la inteligencia humana, ridículos pretextos de lucha contra las drogas o el terrorismo o las violaciones de los derechos humanos, y se denigran aquellas naciones cuyos gobiernos no se someten incondicionalmente al dictado imperial de la superpotencia, valiéndose de un extenso e intenso manejo de los medios de información en todo el mundo.
Se explotan irresponsablemente las riquezas naturales y humanas, traumatizando profundamente a las generaciones futuras.
Pero lo más terrible es que se sabe que, con los adelantos
científico-técnicos alcanzados por el ser humano, capaces de producir colosales riquezas si se invirtieran en objetivos de desarrollo y una justa distribución del patrimonio, se podrían resolver muchos o todos los terribles problemas que tienen a tres cuartas partes de la humanidad sumida en la pobreza.
Se siguen llevan a cabo guerras asimétricas que ignoran los
principios, acuerdos y disposiciones de las Naciones Unidas. Los países más ricos y poderosos manipulan a su antojo los principios del respeto a los derechos humanos y las libertades individuales consagrados por la Carta de las Naciones Unidas y los tratados internacionales.
En las décadas de los años 70 y 80 del pasado siglo, en América Latina, la monstruosa Operación Cóndor asesinó, torturó, mutiló o desapareció a no se sabe aún cuántos cientos de miles de personas de pensamiento progresista e independentista en casi todos los países de la región. Aquella infamante operación fue organizada y dirigida por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos a través de los gobiernos militares que impusieron en muchos países del hemisferio o por intermedio de agentes mercenarios reclutados que actuaban en naciones donde no habían podido desarticular del todo el orden democrático,
El pueblo de los Estados Unidos de América, se ha dicho muchas veces, es el único que podrá llevar a cabo la titánica hazaña de hacer caer al imperio más poderoso y sanguinario que haya conocido la humanidad. ¡La humanidad entera espera ansiosa ver a ese pueblo actuar para brindarle la solidaridad a que se hará acreedor!
Julio 27 de 2016.

STRIP TEASE DE LA POLITICA IMPERIALISTA

STRIP TEASE DE LA POLITICA IMPERIALISTA
Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
https://manuelyepe.wordpress.com/
Hoy se invierten recursos financieros cada vez más cuantiosos en la creación de nuevas tecnologías de guerra y armas de destrucción masiva, sin que exista la menor justificación defensiva para ello en las condiciones del mundo de posguerra fría.
Europa, que tanto se benefició con la conquista y colonización de América, África y Asia, ha tenido la responsabilidad de arrastrar al mundo a dos guerras mundiales. El llamado viejo continente debía haber hecho un supremo esfuerzo por evitar una catástrofe como la que se desarrolló en la antigua República Socialista de Yugoslavia, en Afganistán, Irak, Libia y Siria, así como las acciones criminales de exterminio que hace muchos años libran las fuerzas sionistas contra el martirizado pueblo palestino, para citar solo las más cruentas. Entre la primera y la segunda guerras mundiales transcurrieron solamente 19 años. Hace 71 años que terminó la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, desde entonces ha habido conflictos y guerras que han arrojado varias veces más explosivos y armas químicas que ambas guerras mundiales juntas. La política de adjudicar partidas más masivas para la guerra y disminuir simultáneamente los impuestos a los contribuyentes más poderosos significa menos dinero para gastos sociales. No afecta, por ello, a toda la población estadounidense por igual. La práctica neo liberal y la globalización garantizan que los ricos sigan incrementando su opulencia y los pobres sean cada vez más y que sean cada vez más pobres.
Se reducen o eliminan en Estados Unidos programas federales de educación, de desarrollo comunitario, subvenciones a las agencias de protección del medio ambiente, financiamiento para el desarrollo de energías alternativas de bajo costo, control de enfermedades, tratamientos por abuso de drogas, administración sanitaria y seguridad ocupacional y seguridad pública, por solo señalar las más golpeadas recientemente.
Estados Unidos presenta la paradoja de ser el país más rico del mundo y, al mismo tiempo tiene una de las mayores incidencias de pobreza entre los países desarrollados. Actualmente tiene proporcionalmente el número más elevado de pobres, de personas sin cobertura de salud y con inseguridad y deficiencia alimentaria, ente los países ricos. Estas tristes realidades sociales para el pueblo de Estados Unidos, inducidas por las guerras imperialistas en términos de vidas soldados y secuelas de heridos no se pueden comparar, sin embargo, con el enorme daño que han significado para los pueblos agredidos las desproporcionadas guerras que han provocado.
Las farsas representadas por Estados Unidos para justificar la ocupación, primero, y posteriormente para salvar su imagen ante la evidencia de una guerra perdida han sido grotescas.
Esto ocurre cuando Washington no encuentra cómo salir de los países agredidos sin poder materializar los cuantiosos beneficios económicos para los monopolios transnacionales que fueron la verdadera razón de la agresión.
La noble aspiración de la humanidad de hacer del siglo XXI el primero sin guerras en la historia murió tempranamente.
Frente al cúmulo de penurias, atrocidades, crueldades y sacrificios que caracterizan la realidad de las guerras, la lucha de la humanidad por la paz deviene necesidad vital.
La Humanidad tiene hoy cultura y experiencia suficientes como para rechazar la idea de que la paz deba ser impuesta por las guerras. La paz puede y debe ser un objetivo consciente de la inteligencia humana y de la solidaridad.
El pueblo de Estados Unidos, se ha dicho muchas veces, es el único que podrá llevar a cabo la titánica hazaña de hacer caer al imperio más poderoso y sanguinario que haya conocido la humanidad. ¡La humanidad toda espera ansiosa ver a ese pueblo actuar para brindarle la solidaridad a que se hará acreedor!
Por estos días los pueblos de todo el mundo han podido seguir, a veces con repugnancia, el proceso de elecciones que, como cada cuatro años se lleva a cabo en la nación estadounidense.
En esta ocasión, sin embargo, se han podido observar, nuevas y sorprendentes manifestaciones de la crisis profunda por que atraviesa el sistema político de la única superpotencia de esta era. La campaña del candidato republicano Donald Trump ha permitido ver, con toda crudeza, el terrible peligro fascista que se cierne sobre la humanidad, en tanto que, en contraposición, en la del candidato del partido demócrata, Bernard Sanders, se dijeron esperanzadores anuncios que nunca antes habían sido escuchados desde el seno de la más alta política imperialista.
Julio 28 de 2016.

Manuel E. Yepe. SE AHONDA LA BRECHA RACIAL EN EE.UU.

SE AHONDA LA BRECHA RACIAL EN EE.UU.
Por Manuel E. Yepe

Las relaciones raciales han empeorado en Estados Unidos desde que comenzó la campaña electoral de Donald Trump y con su reciente confirmación como candidato republicano a la presidencia de la nación este deterioro parece haber alcanzado un estado crítico. Al aceptar en Cleveland la nominación presidencial en la Convención Nacional Republicana, Trump se describió a sí mismo como el “candidato de la ley y el orden” y se declaró dispuesto a restaurar la seguridad del país, “que está fuera de control y necesita un líder” capaz de implementar medidas tajantes para proteger a los estadounidenses. “La primera tarea de mi nueva administración será liberar a nuestros ciudadanos de la delincuencia, el terrorismo y la anarquía que amenazan a sus comunidades”, dijo.
“Tengo un mensaje para cada persona que amenaza la paz en nuestras calles y la seguridad de nuestros policías: cuando tome posesión del cargo el próximo año, voy a restaurar la ley y el orden en nuestro país”.
Apelando a la angustia de los votantes que sienten que el resto del mundo ya no respeta a Estados Unidos, Trump se comprometió a actuar con rapidez para que los estadounidenses se sientan mejor sobre la triste imagen que proyecta su país y prometió que advertirá a aliados y enemigos que Washington en lo adelante se centrará exclusivamente en la protección de sus propios intereses.
Sin suavizar su tono ni apartarse de la línea dura que ha
caracterizado su campaña, Trump describió a los estadounidenses como víctimas de los inmigrantes, las empresas internacionales y los líderes irresponsables, y se presentó como el defensor de los “hombres y mujeres olvidados de nuestro país”.
Al afirmar de manera explícita la identidad blanca y hacerse eco de las quejas más generalizadas, Trump ha galvanizado el mundo marginal de quienes se declaran nacionalistas blancos y se describen a sí mismos como “realistas raciales”.
Ellos lo aclaman como el hombre que ha logrado que millones de estadounidenses blancos entiendan que la raza les debe importar tanto como a todos los demás. Los activistas pro-Trump dicen que él ha liberado a los estadounidenses para que digan lo que realmente piensan.
En una encuesta realizada en abril por la cadena CBS News, casi la mitad de los consultados admitió esa problemática y más del 60 % consideró que las relaciones raciales empeoraban.
Más recientemente, en una pesquisa llevada a cabo a nivel nacional por el Centro Pew de Investigaciones, de Washington, DC (PEW) entre el 5 de junio y el 7 de julio con participación de 4.602 adultos, se puso de manifiesto que los estadounidenses blancos y negros tienen puntos de vista sumamente diferentes acerca de la igualdad racial y que también difieren en cuanto a la medida en que la raza de una persona puede serle una carga o un beneficio.
Para los negros, la respuesta es clara. El 65% dice que en Estados Unidos “es mucho más difícil ser negro que ser blanco”. Solo el 27% de los blancos coincide en este aserto.
La brecha racial en la percepción de las ventajas del blanco sobre el negro es también significativa. El 62% de los encuestados negros sostiene que “la gente blanca se beneficia de muchas ventajas que les ofrece la sociedad que no tienen los negros”. Sólo el 13% de los blancos admite que los de su raza se beneficien mucho de ventajas de las que carecen los negros.
Comentando las evidencias de esta investigación sobre quienes son ayudados o perjudicados por su raza, Shiva Maniam, investigador asistente de PEW escribió el 18 de julio que entre los hispanos, 37% señala que es mucho más difícil ser negro que ser blanco, pero es superior la proporción de blancos que así piensan y mucho menor el número de negros que lo hacen. La mayoría de los hispanos apunta que los blancos se benefician de ventajas en la sociedad que los negros no tienen; 33% dice que los blancos se benefician mucho de estas circunstancias, proporción que se eleva al 62% de los negros y un 13% de los blancos a nivel de la nación.
Acerca de la percepción de cómo son tratados los negros en diferentes áreas, otra encuesta reciente reveló que la mayoría de los negros afirma que recibe un trato menos justo que los blancos en su relación con la policía, en los tribunales, al solicitar un préstamo o una hipoteca y en su centro de trabajo. Por lo menos cuatro de cada diez entrevistados dijeron que los negros reciben un trato bastante peor en tiendas o restaurantes, así como al votar en las elecciones.

Julio 22 de 2016.

EL CAOS PROVOCADO ES LO MEJOR DEL BREXIT

EL CAOS PROVOCADO ES LO MEJOR DEL BREXIT
Por Manuel E. Yepe

“Nadie en Gran Bretaña o Estados Unidos previó la votación de “Brexit” que llamaba al retiro del Reino Unido de la Unión Europea. El mundo tiene que estar agradecido por la arrogancia y el error de este cálculo político”, escribió el 1º de julio la periodista Margaret Kimberley en su columna Freedom Rider de Black Agenda Report. Si hubiera habido siquiera un mínimo indicio de una probable victoria de Brexit, el primer ministro David Cameron jamás habría aprobado llevar el asunto a votación.
“Pese a su bien cultivada imagen de progreso e ilustración, la Unión Europea no es un baluarte de paz y cooperación mundial. Actúa como una banda de 28 naciones al servicio de la política exterior de Estados Unidos pero los países que la integran también son víctimas del poder norteamericano. Estados Unidos es el socio invisible de la UE, asegurando que se mantenga bien financiada, crezca la OTAN y nadie se salga fuera de la órbita estadounidense”.
Bajo presión estadounidense, la UE ha ampliado su membrecía para incluir a los países más pobres cuyos pueblos tenían entonces motivos para emigrar a países más prósperos como el Reino Unido. De modo que este problema no era solo para los trabajadores ni era sólo
preocupación de xenófobos y racistas sino también de aquellos cuyos empleos y salario desaparecen o decrecen.
En uno de sus peores actos de desesperación, Cameron invocó el espíritu del muy calumniado Vladimir Putin y declaró que un voto a favor de Brexit sólo beneficiaría al hombre convertido en un villano por los medios de comunicación y políticos occidentales.
Fueron ignoradas las advertencias de catástrofe económica a favor de un deseo de libertad de una Unión nacida de la necesidad de hacer más fácil el flujo de capital. Es cierto que activistas muy señalados del Brexit estaban motivados por el sentimiento anti-inmigrante. Pero, también los había en el partido laborista bajo la influencia del capital financiero y el fantasma desacreditado del criminal Tony Blair.
La reacción de los medios de comunicación a la votación fue prueba de cuánto el “establishment” deseaba permanecer dentro del proyecto neoliberal. “Los votantes que eligieron la ruta del Brexit han sido etiquetados como estúpidos, y se nos dice que 17 millones de ciudadanos no sabían lo que estaban haciendo”, dice Kimberley. Por cada acto o discurso vinculado a un crimen de odio se culpa ahora a la votación de Brexit, como si hubiera existido una ausencia total de racismo e intolerancia anteriormente.
Cameron se retirará, pero también deja gran confusión en el partido laborista. Escocia votó por quedarse, pero sus líderes ya han dicho que el referéndum no será vinculante para ellos. Se habla de un segundo referéndum, que constituiría una burla a los constantes alardes de democracia en el mundo capitalista.
Otros países están observando y mucha gente en el resto de Europa ha comenzado a hablar una vez más de tener sus propias monedas y de dejar la OTAN. “Quieren liberarse de los grandes matones en el patio de la escuela: los Estados Unidos de América y el capital financiero”, afirma Margaret Kimberley.
La ciudadanía no es capaz de articular sus razones pero habla, cuando le dan la oportunidad, de su infelicidad. Algunos de los que votaron por abandonar la UE pueden ser versados sobre el tema, los hay que votaron contra los inmigrantes, otros porque estaban hartos de los políticos que les mienten sobre guerras y austeridad.
El resultado final de Brexit pudiera ser el fin del Reino Unido. Escocia e Irlanda del norte votaron a favor de permanecer en la UE mientras que Inglaterra y Gales votaron para salir. Dada otra oportunidad, los escoceses pueden elegir la independencia.
Gran Bretaña cometió algunos de los peores actos criminales en la historia de la esclavitud y el colonialismo. Ahora actúa en concierto con Estados Unidos, sancionando y amenazando. Por ahora es poco probable que juegue un papel muy importante en provocar a Rusia, que de pronto ha bajado en la lista de prioridades imperialista. El caos puede ser una buena cosa. El desorden actual de la política post-Brexit es un signo de que una parte de la coalición capitalista está en problemas. No se podrá dar para atrás fácilmente y negar la voluntad de la gente. Este terremoto no se puede recubrir fácilmente y eso es, de hecho, una buena cosa.
Los reproches posteriores al referéndum y el caos político resultante benefician a la humanidad. La reciente monstruosidad de la Sociedad Transatlántica sobre Comercio e Inversión (TTIP), ha quedado por ahora en suspenso y las provocaciones de la OTAN contra Rusia han perdido prioridad. Millones de personas tendrán un respiro en lo que concierne a la intromisión de Estados Unidos en sus vidas, dice Margaret Kimberley.
Julio 12 de 2016.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores